Más de Portada
Suman 10 mil escuelas dañadas por sismos
La SEP dijo que tiene registro de 10 mil escuelas dañadas en el País por los sismos de septiembre, de las que 400 deberán ser reconstruidas.
Priva confusión en regreso a clases
Buscan en 5 puntos de CDMX; suman 186 muertos
La tragedia, pedazo a pedazo
Resisten demoliciones en 6 edificios
Alistan más pagos para planta chatarra
Operan reos extorsiones
Tenían 40 años edificios caídos
Pierden su vivienda y quedan en el aire
Resistió multifamiliar sismos históricos
Prevén lluvias en CDMX y sur del País
Una visita difícil por el Edomex
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

'¡Tú también puedes vivir con 80 pesos!'

Zedryk Raziel
Vinieron cientos desde el Valle del Mezquital metidos hasta en camiones de volteo; engañaron el sol y el hambre afuera de la Cámara de Diputados tomando refrescos, y, como si bastara, se marcharon con una promesa en el aire.

Policías federales y de la Ciudad de México con equipo antimotín fueron movilizados porque sobre la carretera México-Pachuca venía una caravana de 47 autobuses, combis, camionetas y camiones de transporte de materiales de construcción.

No traían fierro ni piedra. Eran campesinos de los 9 municipios hidalguenses que integran el Valle del Mezquital, en su mayoría de poblaciones indígenas otomíes, enojados por el alza en los combustibles, que no podrán pagar con los 80 pesos que ganan al día de salario mínimo.

"Si yo puedo sobrevivir con 80 pesos, ¡tú, político, también puedes!", reclamaron con una pancarta afuera de San Lázaro, palacio donde los legisladores cobran 148 mil pesos al mes.

Los campesinos llegaron a la Cámara baja, pero allí les dijeron que no había nadie, que eran vacaciones, que sólo los recibiría Pedro Luis Noble Monterrubio, diputado electo por el distrito federal con cabecera en Actopan, Municipio hidalguense reconocido por sus saqueos tras el gasolinazo.

"Hoy no hay diputados. Por equis circunstancia, desconocemos cómo se maneje la Cámara, no hay diputados. Si nos engañaron, es bronca de ellos", afirmó Julio Hugo Sánchez Quiroz, vocero de los manifestantes, tras un encuentro de 3 horas con el priista Noble Monterrubio.

Pero allá adentro sesionaba la Comisión Permanente con legisladores de todos los partidos, y los campesinos no sabían.

Y mientras esperaron, sus líderes comunitarios les llevaron refrescos de dos litros. Y aunque los vendedores de hotdogs, hamburguesas, papas y cacahuates se pusieron frente a ellos, los campesinos no les compraron, porque no llevaban dinero, y mejor sacaron sus itacates de tortillas y salsas de molcajete.

"Un campesino te puede aguantar un día sin comer; yo lo he hecho", dijo Elpidio Callejas, un productor de leche de San Salvador hablando de la voluntad de piedra y fierro.

"Nos están orillando a delinquir para que nuestros hijos no se mueran de hambre", señaló a su vez Feliciano Baltazar Lugo, de El Arenal.

Los vendedores ratificaron la venta escasa. "Fue como un día normal", dijo la señora de las frituras, como si 2 mil almas nacidas en una de las regiones más pobres no hubieran estado allí quemándose en el sol y ante la indiferencia de los granaderos que cuidaban San Lázaro, donde, les insistieron, no había nadie.

Habrá sido el hambre, o el cansancio, o estar lejos de la tierra, por lo que los hombres sombrerudos y las mujeres atrenzadas se subieron aprisa a sus camiones cuando salieron sus representantes y les dijeron que ya estuvo, que hubo acuerdos.

"De seguro ésos ya se comieron su café y galletas", se quejó una jornalera de Actopan.

"Se venden por bien poco", secundó un vecino.

El acuerdo fue reunirse de nuevo, ahora en Pachuca, con más diputados, para que firmen, se comprometan a atenderlos.

El diputado Noble Monterrubio quiso simpatizar con los manifestantes, les juró que se preocupaba por ellos, pero ellos le dijeron que no le creían y lo corrieron a gritos, y el priista se metió corriendo a la Cámara, donde pertenece, rodeado de guaruras.

En el suelo quedaron los envases vacíos de refresco. Se fueron los campesinos a Hidalgo, enojados, con su sueldo de 80 pesos y una promesa de aire.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Ciudadanos

La tragedia, pedazo a pedazo
Retoma vida sobreviviente de Ayotzinapa
Se arriesgan por sus pertenencias
Olvidan memes; comparten #ayuda
Sacude sismo coraje de jóvenes
Dañan sismos 140 mil edificios
Una bola de nieve de generosidad
Emerge la ayuda desde el corazón
Vandalizan cuartel por caso Ayotzinapa
Es sismo de 6.1 réplica del 7 de septiembre
Llega maquinaria, y la impotencia
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS