Más de Portada
Dañan sismos 140 mil edificios
Los temblores del 7 y 19 de septiembre han dejado 407 muertos, 140 mil edificaciones afectadas y la pérdida total de casi 50 mil inmuebles.
Recuperan cuerpo en multifamiliar de Tlalpan
Siembra esperanza Generación 17
Hay 50 atrapados, aseguran israelíes
'Fuimos engañados'
Crean para desastre red de alto mando
El valor de la juventud
Sacude sismo coraje de jóvenes
Una bola de nieve de generosidad
'Estamos haciendo la diferencia'
Emerge la ayuda desde el corazón
'Te traspasa el corazón'
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Ciencia?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Defienden uso de tejido fetal en ciencia

  • La empresa Planned Parenthood, con sede en Oklahoma, se encuentra en el ojo del huracán por la posible venta de tejidos fetales para investigación. Foto: AP
AP
En los Estados Unidos un tema ha polarizado las opiniones sobre el uso de material fetal proveniente de abortos: la posible comercialización de éstos realizada por la empresa Planned Parenthood.

La historia comenzó en julio pasado, cuando el Congreso del vecino del Norte ordenó investigar las oficinas de la empresa luego de que grupos antiaborto difundieran un video que muestra a Debora Nucalota, directora de servicios médicos de la compañía, discutiendo el procedimiento seguido para proporcionar partes corporales fetales a investigadores.

Así inició un debate sobre el uso de este tipo de tejidos provenientes de fetos abortados en la investigación médica.

Sin embargo, desde hace décadas los científicos los emplean estos tejidos para crear vacunas y tratar una gama de enfermedades, desde la ceguera hasta los trastorno neurológicos, el cáncer y el sida.

Los activistas contra el aborto provocaron el escándalo al dar a conocer videos de funcionarios de Planned Parenthood, los cuales darían a entender que la organización obtiene ganancias de la venta de tejidos fetales.

Planned Parenthood lo niega, y asegura que cobra tarifas para cubrir los costos.

Laboratorios universitarios que compran esas células defienden sus investigaciones pues esos tejidos, que de otro modo serían descartados, cumplen un papel crucial en progresos médicos que han salvado vidas y existe el potencial para lograr nuevos e importantes avances.

Las células fetales se dividen rápidamente, se adaptan con facilidad a nuevos ambientes y son menos susceptibles al rechazo que las células adultas cuando se las trasplanta.

"Si no se permite a los investigadores trabajar con tejidos fetales, hay una enorme lista de enfermedades para las cuales la investigación sería más lenta que rápida en la búsqueda de sus causas y modos de curación", dijo la vocera de la Universidad de Stanford, Lisa Lapin.

Entre 2011 y 2014, 97 instituciones de investigación --principalmente universidades y hospitales-- recibieron 280 millones de dólares en subsidios de los Institutos Nacionales de Salud para las investigaciones con tejidos fetales.

El gobierno prohíbe la venta de tejidos fetales con fines de lucro y obliga a separar a los investigadores de las mujeres donantes. Algunas instituciones van más allá y exigen declaraciones formadas por las donantes.

Muchas grandes universidades se negaron a que sus científicos den entrevistas sobre su trabajo con los tejidos fetales ya que dijeron temer por su seguridad. En medio del escándalo de Planned Parenthood, algunos republicanos intentaron en vano despojar a la organización de sus fondos federales.

Algunos investigadores usan tejidos fetales para estudiar la biología celular y el desarrollo humano. Otros los emplean para elaborar tratamientos para el sida. La investigación de lesiones de la médula espinal y la degeneración macular, que provoca ceguera parcial, incluye el trasplante de células fetales a los enfermos.

Últimamente, en Europa se introduce tejido fetal en el cerebro de enfermos del mal de Párkinson, un método que anteriormente dio resultados diversos.

Algunos científicos buscan alternativas al tejido fetal, tales como células adultas reprogramadas a sus formas anteriores. Pero esas técnicas están en desarrollo y algunas áreas seguirán dependiendo del tejido fetal.

Las vacunas están entre las principales beneficiarias de la investigación con tejido fetal. Las más recientes para hepatitis A, rubéola, varicela y rabia fueron creadas con cepas de células tomadas de tejidos de dos abortos voluntarios, uno en Inglaterra y otro en Suecia, realizados en los años 60.

La rubéola provocaba 5 mil abortos espontáneos anualmente hasta un año antes de la vacuna, comentó Paul Offit, especialista en enfermedades infecciosas en el Hospital de Niños de Filadelfia.

"Sin esas células no habríamos salvado tantas vidas", sentenció.
Hora de publicación: 19:30 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Cuerpo humano

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS