Recibe en tu email las próximas
columnas de F. Bartolomé
1 mes
2 meses
3 meses


MUY INTERESANTE se puso la fiesta de cumpleaños de la secretaria general del PRI, Claudia Ruiz Massieu, tanto por las presencias como por las ausencias.

AL FESTEJO realizado por el rumbo de San Jerónimo llegaron cuatro presidenciables tricolores: Eruviel Ávila, Enrique de la Madrid, José Narro y Aurelio Nuño. Y no acudieron otros cuatro: Manlio Fabio Beltrones, José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray.

DE LOS que sí fueron llamó la atención que, mientras De la Madrid y Narro anduvieron de mesa en mesa y platicando con mucha gente, Nuño estuvo todo el tiempo cerca del presidente del partido, Enrique Ochoa.

LA DUDA es si es una señal o nomás que la plática estaba más sabrosa con Ochoa que con otros invitados.

 

 
TRAS el show de Morena en la Ciudad de México, también en Chiapas se le está haciendo bolas el engrudo al partido de Andrés Manuel López Obrador. Y todo por el jueguito de las encuestas, que ya provocó varias denuncias ante las autoridades electorales.

TANTO el senador Zoé Robledo como el dirigente estatal, Óscar Gurría, fueron acusados por actos anticipados de campaña, ya que se andan promocionando de manera descarada cuando no han empezado los tiempos electorales.

FORMALMENTE, las encuestas de Morena son para definir al "coordinador organizativo estatal", que es la pantalla que inventó AMLO para promocionar a los candidatos de su partido por encima de la ley.

PERO SI LA autoridad electoral da por buena la queja, pueden perder aun si llegan a ganar, como le pasó a Soledad Luévano, a quien le quitaron el triunfo en la alcaldía de Zacatecas por andar de adelantada.

 

 
¡MARE, LINDO! En Yucatán ya hay más precandidatos priistas a la gubernatura que vendedores ambulantes en Chichén Itzá.

ENTRE los que buscan suceder a Rolando Zapata, aparece el eterno suspirante Jorge Carlos Ramírez Marín, quien esta vez cuenta con una importante medalla: haber sido el delegado especial del PRI para la peliaguda elección en el Estado de México.

DENTRO del gabinete estatal, uno de los que más reflectores jala es el titular de Desarrollo Social, Mauricio Sahuí Rivero; aunque dicen que el gobernador tiene especial aprecio por su viejo amigo Víctor Caballero Durán, secretario de Educación.

Y DEL lado legislativo el que se muere de ganas es el diputado federal y empresario Liborio Vidal. También anda promoviéndose con ahínco Pablo "el Baby" Gamboa, cuyo apellido pesa, pero dicen que no lo suficiente para pelear la candidatura.

 
 
 

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS