Más de Portada
Amenaza Trump en ONU a Norcorea y Venezuela
Ante Asamblea de ONU, Trump dijo que si EU se ve obligado 'destruirá totalmente' a Norcorea y amenazó a Venezuela con más sanciones.
Simulan sismo de 8.0 en CDMX
Suma Chiapas 45 mil casas dañadas
Trasladan a penal a procesado por Mara
Valida TEPJF spots de Mancera
Reconoce EPN a Ejército al conmemorar 85
Salpica Odebrecht a tres calderonistas
Entregan a bebé que fue robado en Oaxaca
Fallece General defensor de militares
Alertan por narcorrefrescos; muere 1 e intoxica 6
Pronostican lluvias en Oaxaca y Chiapas
Advirtieron socavón en Paso Exprés
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Cultura?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana
  • El tejido de fibra tradicional permitirá crear paneles solares flexibles, adecuados además a la arquitectura vernácula de la comunidad. Foto: Cortesía Amor Muñoz
  • El henequén es trabajado por la comunidad para los tejidos fotovoltaicos. Foto: Cortesía Amor Muñoz

Urden textiles solares



Yanireth Israde
Amor Muñoz, artista mexicana, imaginó a mujeres mayas de la comunidad maya de Aké, conversando sobre amperaje, watts o voltios.

Yuca_Tech es un laboratorio de tecnología que montará en la zona henequenera de Yucatán.

Los habitantes de Aké, población de Tixkokob con unos 500 habitantes, pródiga en luz solar, producirán allí energía hecha a mano con textiles fotovoltaicos.

El entusiasmo ha calado, sobre todo, entre las mujeres de la localidad, interesadas en obtener luz gratuita y aprender electrónica sin costo, pero el proyecto considera también a los varones, por lo pronto de dos familias.

Energía artesanal

Fotogalería

Video


La tarifa mínima en Aké por consumo de energía eléctrica es de 300 pesos mensuales, aunque algunos pagan hasta 600.

La propuesta de Muñoz emparenta la tecnología con la tradición, pues recurre a textiles de henequén elaborados en telar de cintura, una técnica en extinción como soporte de paneles solares.

"Es un telar con celdas solares", define la creadora capitalina, quien ya trasladó su residencia a Mérida.

El tejido de fibra tradicional permitirá crear paneles solares flexibles, adecuados además a la arquitectura vernácula de la comunidad, en lugar de los rígidos, fabricados en serie, que se consiguen comercialmente.

"Yuca_Tech busca una tecnología con identidad, porque los paneles son iguales en China o Argentina, estandarizados. Aquí la idea es que los pobladores manufacturen su propia tecnología", señala la ganadora en 2013 del premio New Face, durante la edición 17 del Japan Media Arts Festival de Tokio.

Las celdas solares adheridas a estos textiles podrán recolectar energía para cuatro horas de luz en dos lámparas led, fabricadas también por los participantes. Durante el día, el sistema podrá proveer electricidad para un ventilador horizontal.

Cuando Muñoz se enteró, googleando, que varias universidades buscaban producir hilos fotovoltaicos, su pulso se aceleró. 

"Me pareció increíble pensar en telas que, por sí solas, puedan generar energía. No tengo recursos para crear tecnología high tech, pero de ahí surgió la idea: trabajar textiles fotovoltaicos de manera low tech, artesanal, en una comunidad que se apropie de la tecnología".

La imaginación de la creadora, abogada de formación, también se tradujo en proyectos como Maquila Región 4, una fábrica nómada que entre 2010 y 2013 reclutó a trabajadores de calles de colonias populares para contratarlos con salarios al nivel de Estados Unidos.

Yuca_Tech recibió en agosto más de 170 mil pesos de la plataforma Fondeadora. El monto le permitirá arrancar el proyecto para que el próximo abril, en los días de sol abrasador, Aké resplandezca también de noche.

'No soy una ONG; hago arte'

Yuca_Tech, laboratorio con sede en la comunidad maya de Aké, en Yucatán, es un proyecto de arte social cuyas consecuencias no calcula su creadora, la artista Amor Muñoz.

Pero se muestra firme en algo: "Estoy segura que Yuca_Tech será una influencia".

Muñoz advierte que en el ámbito artístico muchas veces no se reconoce en su justa dimensión el arte de carácter social.

"Arte social no necesariamente es recolectar piezas del lugar donde fueron los acontecimientos: abarca diferentes maneras y distintas acciones, ciertos gestos... En mi caso es recrear fenómenos sociales y ver qué detonan, porque sin poética, sin ambigüedad, no hay arte", dice.

"Pero es arte", insiste: "No soy una Organización No Gubernamental que dice 'vamos a solucionarles la vida'. Siempre lo aclaro: 'No soy una ONG sino una artista que hace este tipo de proyectos. Claro que busco que la gente que participa tenga un beneficio, pero también hay muchos límites".

Una de las posibles repercusiones de un proyecto como Yuca_Tech es la producción de artesanías con perspectiva tecnológica, pero la artista previene un aspecto: estos textiles fotovoltaicos, tecnología artesanal que emanará de este proyecto, pueden deteriorarse, requerir mantenimiento.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

NOTAS RELACIONADAS

Más de Tendencias

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS