Vientos de cambio

Eduardo Caccia


Parecía un noticia tan exótica que había que leerla de nuevo: "Bajarán hasta 69% recursos a partidos" (Mural, 2 de junio), "Recortan en Jalisco recursos a partidos" (Reforma, 2 de junio). Las buenas noticias originadas por la política mexicana retan nuestra reserva de optimismo: nada puede ser tan bueno como para ser cierto. Pero ahí estaba, una perla brillando en medio de la mezquindad, una proeza surgida desde la locuacidad de un diputado independiente que al grito de #SinVotoNoHayDinero germinó, por fin, en terreno fértil con el apoyo mayoritario del Congreso de Jalisco y que habrá de pasar a la historia como un día en que lo improbable sucedió: los muros sí pueden caer.