El problema

Luis Rubio


"La política", escribió el gran comediante Groucho Marx, "es el arte de buscar problemas, encontrarlos en todas partes, diagnosticarlos erradamente y aplicar los remedios equivocados". El problema de México no radica en las elecciones, el voto, las alianzas, el mando único, la segunda vuelta, el "frente opositor", la corrupción o la reelección de legisladores, sino en la capacidad de la clase política -la ampliada, incluyendo a todos los partidos que, desde 1996, son parte del mundo de privilegios- para preservar el statu quo.