Desgobierno por consenso

Luis Rubio


La democracia no se inventó para generar acuerdos o consensos sino precisamente para lo opuesto: para administrar los desacuerdos. Por su parte, la política es el espacio para la negociación sobre distintos tipos de solución a los asuntos y problemas de la sociedad e, inevitablemente, genera ganadores y perdedores.

Para seguir leyendo, regístrate o suscríbete.
USUARIOS REGISTRADOS
USUARIOS NO REGISTRADOS
ACCESO GRATIS PARA SUSCRIPTORES
REGÍSTRATE AQUÍ

¿AÚN NO ERES SUSCRIPTOR?