¿Pachecos o postrados?

Denise Dresser


Aquí postrados ante una guerra que nadie, nunca, podrá ganar. Peleando contra un enemigo -el mercado del narcotráfico- que nadie, nunca, podrá vencer. Una guerra repleta de sacrificios humanos, alianzas inconfesables, corrupción corrosiva y estadísticas brutales que no ha producido los resultados prometidos. En lugar de contener la violencia, ha llevado a su implosión. En lugar de desmantelar a los cárteles, ha llevado a su dispersión. México hoy es un país más inseguro, más inestable, más violento que cuando el gobierno decidió volver a la mariguana el mayor mal del país.