Más de Reforma
Paran gaseros
Ante paro, analizan denunciar a gaseros
Van Orozco y Agúndez a Semifinal de plataforma
Cuida toda su familia a actor tras amputación
Relajan medidas y Delta arrasa
Diosdado y Jiménez se despiden en el lugar 12
Achaca CFE a Hacienda el incremento de tarifas
Cobertura especial: Tokio 2020
Se queda Morán en Semifinales de los 400m
Ganan niñas de 12 y 13 años preseas en skate de JO
¿Qué pasa con el gas LP?
López Obrador Al Momento
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Negocios?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Alcanza escasez de chips a smartphones

  • Analistas señalan que la falta de partes contuvo una mayor alza en las ventas para el segundo semestre del año. Foto: Bloomberg
ico_clock
05 min 00 seg
Jiyoung Sohn / THE WALL STREET JOURNAL
La industria de los teléfonos inteligentes está mostrando heridas de guerra causadas por la escasez mundial de chips.

Los embarques están en proceso de desacelerarse y los clientes están viendo sus primeros aumentos significativos de precio en años. Algunas compañías han tenido que reducir la producción y aplazar nuevos lanzamientos. Todo esto ha detenido lo que había sido un sólido inicio de año.

Durante gran parte del año, los fabricantes de teléfonos inteligentes eludieron la disrupción en partes enfrentada por la industria automotriz, la de computadoras personales y de los electrodomésticos. Los fabricantes de teléfonos compran partes clave con aproximadamente medio año de anticipación, pero ahora esas reservas se han reducido.

Para Samsung Electronics Co., el fabricante de smartphones más grande del mundo, problemas para conseguir partes clave contribuyeron a una caída anticipada del 20% en los embarques desde el trimestre anterior. Google, de Alphabet Inc., dijo que su dispositivo Pixel 5a 5G estaría disponible sólo en Estados Unidos y Japón, después de que los modelos del año pasado fueron lanzados más ampliamente.

En marzo, Xiaomi Corp., de China, develó su dispositivo emblemático más reciente en India llamado Redmi Note 10, a un precio de aproximadamente 161 dólares. Pero hasta este mes, el teléfono se vende a un precio al menudeo de 174 dólares, alrededor de 8% más alto que el precio original. Xiaomi también lanzó el Mi 11 Ultra en India en abril, pero se pospuso su venta y fue apenas hasta principios de este mes que el teléfono estuvo disponible a la compra.

"Muchas industrias en el mundo han sido afectadas por la escasez de chips", dijo un vocero de Xiaomi.

Las luchas por el suministro de chips no están equitativamente distribuidas a través de la industria de los smartphones. Apple Inc., que representa alrededor de una sexta parte de los 1.3 mil millones de teléfonos inteligentes vendidos anualmente, no ha tenido problemas dado su peso en la cadena de suministro, de acuerdo con analistas de la industria, al igual que la mayoría de los dispositivos de gama superior de Samsung. Pero eso todavía deja a más del 80% de la industria de los teléfonos inteligentes en posición precaria para encontrar partes.

Los envíos globales de teléfonos inteligentes en los primeros tres meses del 2021 se dispararon 20% desde el año anterior y fueron 4% más altos que en el periodo comparable del 2019, de acuerdo con la firma de investigación de mercado Counterpoint Research.
La industria parecía lista para un 2021 fuerte al tiempo que las vacunas contra Covid-19 eran lanzadas, las economías reabrían y la gente empezaba a gastar de nuevo. Los envíos globales de teléfonos inteligentes habían tocado fondo el año pasado durante el trimestre de abril-junio al tiempo que los países iniciaban confinamientos. E históricamente, los embarques en el segundo trimestre han superado las cifras del primer trimestre.

Este año parece ser una excepción, pese a las elevadas esperanzas. Se anticipa que los embarques a nivel industria caigan un 10% del primer al segundo trimestre, calcula Counterpoint.

Mientras tanto, las ventas de unidades de teléfonos inteligentes para el resto del año también lucen relativamente sin cambios en comparación con el 2019 y el 2020. Counterpoint Research proyecta que los embarques globales de teléfonos inteligentes en la segunda mitad de este año sumen alrededor de 771 millones de unidades, un aumento del 1.3% contra 761 millones de unidades embarcadas un año antes. El desabasto de partes contuvo lo que podrían haber sido alzas más grandes en la segunda mitad, señaló Tarun Pathak, director de investigación en Counterpoint.

Los precios más altos para los componentes ocasionados por las escasez de chips están siendo transferidos por ahora al subir los precios de los dispositivos. El precio al mayoreo promedio para los teléfonos en todo el mundo aumentó 5% en el trimestre abril-junio, de acuerdo con la firma de investigación de mercado Strategy Analytics.

Gran parte de la industria de los teléfonos está batallando para conseguir una variedad de semiconductores, dicen analistas de la industria, al tiempo que enfrentan luchas pronunciadas para obtener chips de manejo de energía, controladores para pantalla y procesadores de aplicaciones, además de conjuntos de chips 4G y 5G.

Hasta junio, el plazo de elaboración promedio para los semiconductores era de 19 semanas, más de 16 semanas, lo que se considera zona de peligro para la cadena de suministro, señaló Duksan Jang, asociado de investigación en Susquehanna Financial Group. Se considera que un plazo de ejecución saludable es de entre 12 y 14 semanas.

La escasez en el suministro se hizo aparente hace poco en los resultados de las utilidades en el segundo trimestre de Taiwan Semiconductor Manufacturing Co. (TSMC), el fabricante de chips por contrato más grande del mundo. Las ventas totales de TSMC aumentaron 20% desde el año anterior. Pero los ingresos de la compañía generados con chips para teléfonos inteligentes cayeron en 3%.

En el caso de Samsung, el gigante surcoreano de la tecnología reportó aproximadamente 77 millones de envíos de teléfonos inteligentes en el primer trimestre, superando los pronósticos del mercado. Pero para ese entonces, Koh Dong-jin, director móvil de la compañía, había advertido que una escasez de chips castigaría a su negocio en el trimestre de abril-junio.

Sanjeev Rana, analista senior radicado en Seúl en la firma de corretaje CLSA, pronosticó en un principio que Samsung enviaría alrededor de 65 millones de teléfonos en el segundo trimestre. Pero ahora proyecta que la compañía se quede corta por 7 millones de unidades -con casi la mitad de eso atribuible a la escasez de componentes.

En toda la industria, los fabricantes de teléfonos también han tenido que lidiar con brotes continuos de Covid-19 que no sólo frenaron el gasto del consumidor sino que también afectaron la producción en centros de elaboración clave en India y Vietnam.

Esas demoras, en combinación con la escasez de chips, han afectado el número total de lanzamientos de teléfonos nuevos. Alrededor de 130 teléfonos fueron lanzados en la primera mitad del 2021, un descenso de 18% en comparación con 370 dispositivos un año antes, de acuerdo con Counterpoint Research.

Es poco probable que cualquier demora afecte a Estados Unidos, el mercado de teléfonos inteligentes más rentable del mundo, aunque podrían alcanzar a mercados menos prósperos y a teléfonos de gama más baja, indicó Cliff Maldonado, analista principal en Baystreet Research LLC, que da seguimiento principalmente a las ventas de smartphones en Estados Unidos.

"Si tienes chips limitados, ¿dónde los pondrás? En donde te den más ganancias", apuntó.


Edición del artículo original
Hora de publicación: 05:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS