¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Cultura?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Vuelven las radicales

  • A la izquierda, 'La Briosa' (1981), de la serie 'La doble lucha' de la mexicana Lourdes Grobet. Foto: Colección Lourdes Grobet. © Lourdes Grobet
  • La chilena Paz Errázuriz exhibe 'La Palmera', de la serie 'La manzana de Adán' (1987). Foto: Cortesía Paz Errázuriz y Galeria AFA, Santiago. © Paz Errázuriz
  • 'Limitada' (1978), de la argentina Marie Orensanz. Foto: Cortesía Alejandra Von Hartz Gallery. ©Marie Orensanz


Francisco Morales V.
Hace siete años, cuando las curadoras Cecilia Fajardo-Hill y Andrea Giunta emprendieron el proyecto de una exhibición a gran escala con la obra de alrededor de 140 artistas mujeres de toda Latinoamérica, no hallaron eco.

"Empezamos este proyecto con mucha oposición y mucha soledad, pero el contexto cambió", relata Giunta, al teléfono, desde su natal Argentina.

"(Algunos colegas) decían que ya era un tema viejo, que el feminismo no era un problema, que las mujeres ya habían sido reconocidas y que no tenía sentido hacer esta exposición".

Pero no se rindieron, y tras años de investigación previa, explica Giunta, en América Latina surgió el movimiento contra la violencia hacia las mujeres "Ni Una Menos" y, en Estados Unidos, los colectivos feministas se volcaron a reprochar la conducta misógina del recién electo Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Y su proyecto, Radical Women: Latin American Art, 1960-1985 (Mujeres radicales: Arte latinoamericano, 1960-1985), acabó por abrirse paso.

Ahora, a una semana de su apertura en Los Ángeles, California, bajo el auspicio de la iniciativa Pacific Standard Time, de la Fundación Getty, los reproches se han ido acallando.

"Jamás se hizo una exposición de una escala similar", celebra Giunta. "La exposición va acompañada de un libro que tiene un ensayo sobre cada país escrito por especialistas, y cada ensayo tiene una investigación increíble detrás".

Durante tres meses, el Hammer Museum verá reunidas más de 260 obras provenientes de 15 países, en un ejercicio que tiene entre sus propósitos señalar la falta de atención y reconocimiento que las artistas han recibido en sus países de origen y a nivel regional.

De acuerdo con un estudio de sociología científica, con encuestas y estadísticas, realizado por las curadoras para la muestra, las mujeres no representan más del 20 por ciento del mundo del arte, aun del contemporáneo.

"Nos parecía que el tema requería un estudio histórico de ese periodo que, por cierto, fue muy difícil, porque las obras de esas artistas estaban, literalmente, en valijas, debajo de camas o escondidas en los museos", dice Giunta.

La exposición combina video, medios mixtos, pintura, performance, fotografía, grabado, dibujo y escultura. Su objeto es el cuerpo femenino, pero visto desde sí y para sí mismo.

"El cuerpo femenino es representado, generalmente, desnudo, o bien, vestido en distintas situaciones sociales, pero siempre desde una mirada externa, desde lo que se denominaría un ojo patriarcal, un ojo que mira a la mujer desde fuera.

"Lo que se revela en la obra de estas exposiciones es que ese ojo se ha movido, que es un ojo interno, un ojo que indaga la experiencia de un cuerpo que ha sido negado como experiencia, una mirada que problematiza los lugares comunes", reflexiona.

Entre la lista de artistas se encuentran 15 mexicanas de distintas generaciones y con distintos grados de presencia internacional. Entre ellas, Yolanda Andrade, Maris Bustamante, Ximena Cuevas, Lourdes Grobet y Kati Horna.

"Hay un contingente muy fuerte de artistas mexicanas", dice Mónica Mayer, creadora también convocada. "Hay desde las artistas que son internacionalmente muy visibles, como Graciela Iturbide, hasta artistas como Ana Victoria Jiménez, que realmente no es alguien que haya circulado en el sistema artístico".

Para Mayer, considerada una de las primeras artistas feministas de Latinoamérica, la cantidad de conocimiento generado por la exposición es notable. Ya espera encararse con sus pares de otros países.

"A mí lo que más me ha sorprendido de la exposición es que, a las artistas de México, evidentemente las conocía yo a todas, ahí no tengo bronca, pero a las artistas del resto de América Latina, a muy pocas, y mira que es mi tema", reconoce.

Radical Women no va a viajar, por el momento, a Latinoamérica. En México fue ofrecida al MUAC, sin que pudiera concretarse.

"Es muy triste que (la exposición) no venga a México. A mí lo que me indica es que no hay voluntad política; la estamos construyendo, pero no la hay, ni de Estados Unidos, en cuanto a poder rebajar sus tarifas, ni de México o de otros países, para que este trabajo sea visto", lamenta Mayer.

Del 15 de septiembre al 31 de diciembre, la muestra permanecerá abierta en el Hammer Museum de Los Ángeles, plantándole cara al olvido y a la indiferencia.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS