Más de Reforma
Hackean a SE; suspenden trámites
Caen dos en AICM con 16 mdp
Solicitan juicio político contra 'El Bronco' en NL
Acudió a funeral de víctima detenido por feminicidio
Arde fábrica en Santa Martha Acatitla
Indagarán a Duque por caso de corrupción
Muere niña al ser obligada a tomar ácido
Reconoce AMLO que UIF indaga a empresas
Alistan órdenes de aprehensión por factureras
Procesan a ex tesorero de Tulum, QR
Señalan a La Unión por riña en bar de Pedregal
Pega temor por coronavirus a bolsas
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Ciudad?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Vivió 36 horas enterrada

  • Lucía quedó enterrada en el edificio de Álvaro Obregón 286. Foto: Alejandro Velázquez
Melissa Muñoz
Lucía Zamora permaneció 36 horas bajo los escombros de un edificio en la Colonia Roma.

Fueron 36 horas de espera. El miércoles por la noche, Lucía Zamora fue rescatada del derrumbe en Álvaro Obregón 286. Junto a ella estaba Isaac Ayala, su compañero de trabajo.

Ese martes 19 de septiembre a las 11:30 horas, Zamora, emprendedora y consultora independiente, llegó al inmueble para realizar sus labores de call working. No participó en el simulacro porque iba en camino a la oficina.

"¿Qué tal Boletia para convocar/pagar un curso? Su contrato es kilométrico pero no pinta mal. Opiniones plisss (sic)", fue el último comentario que publicó en Facebook antes del sismo. Eran las 13:09 horas.

Cinco minutos después se registró el movimiento telúrico de magnitud 7.1. Lucía corrió de la recepción hacia las escaleras de servicio; pero el techo se derrumbó y quedó atrapada, con Isaac, entre los dos puntos.

"Me quedé a la mitad del camino. Fue el peor momento. No lo podía creer", comenta Zamora en entrevista. Agrega que el techo no cayó sobre su compañero y ella por una silla entroncada.

"Me di cuenta que no estaba herida. Que Dios me quería aquí".

Durante el martes por la tarde y gran parte del miércoles, Lucía escuchaba helicópteros y maquinaria, lo que alentaba su esperanza de ser rescatada. Si bien tenía su celular con ella, éste se había quedado sin señal. Nunca pudo enviar un mensaje o hacer una llamada a su hermana, la única persona con la que deseaba comunicarse y decirle que estaba bien.

"Me ponía de acuerdo con Isaac para gritar. Estábamos cansados de hacerlo. Le decía: 1, 2, 3... y gritábamos: ¡Ayuda!", agrega la mujer de 36 años.

Cuatro horas antes de su rescate, escuchó la pregunta de uno de los Topos: "¿Están ahí?". Lucía e Isaac dieron sus nombres y así el grupo de rescatistas pudo llegar hasta ellos.

"Los Topos inyectan ánimo. Si ven la foto de cuando me rescatan, salgo sonriendo".

Después del rescate, Zamora fue trasladada a la Cruz Roja de Polanco. Sólo tiene algunos raspones. "Si sobreviví fue por algo", externa.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Comunidad

Consume incendio fábrica en Iztapalapa
Detallan comedor en la Ceda
Crean parque de IP en Granada
Descubren rincones de Alameda Central
Se incendió pastizal en Santa Fe
Recuerdan a Joseline en Coacalco
Dejan sin cabeza águila del Hemiciclo
Suma Morena quejas por símbolos patrios
El último tejedor de Santa Cruz
Aprende robótica a los 76 años
Ayudan a diferenciar relaciones tóxicas
Inauguran Feria de Estados en el Zócalo
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS