Más de Portada
'Vuelan' vehículos del Estado Mayor en subasta
Ingresa ayuda humanitaria a Venezuela
Llegó la hora del sureste.- AMLO
Vandalizan casillas de consulta en Morelos
No asistirá Del Potro a Abierto Mexicano
Rechazan acción contra líder ferrocarrilero
Van por contrapeso a gestión de AMLO
Protege juez a operador de estafa
Ejecutan a dos mujeres en Acolman
Cae ex operador de La Tuta en Michoacán
'Vemos signos de restauración autoritaria'
Dan mil 900 mdp a fideicomiso de UAEM
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Mutilan a joven desaparecida en Tlaxcala

  • El cuerpo mutilado de la joven fue localizado, el pasado 16 y 17 de enero, cuatro días después de su desaparición. Foto: Ana Laura Vásquez
Ana Laura Vásquez
Muerta, mutilada y con señas de calcinamiento apareció en Yauhquemehcan, Tlaxcala, una joven reportada como desaparecida el 12 de enero.

Después de haber confirmado su identidad, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que busca judicializar el caso por feminicidio, aunque inició la investigación por homicidio doloso.

Su nombre era Wendy N., tenía 21 años de edad y trabajaba en una empresa que ofrece servicios de call center, con sede en la comunidad de Acuitlapilco.

Fue víctima de un crimen de violencia contra las mujeres, ya que con el uso de la fuerza sus agresores la privaron de su libertad, la asesinaron y desmembraron.

Los homicidas abandonaron el cuerpo mutilado de la joven en la comunidad de San Benito Xaltocan, Municipio de Yauhquemehcan, donde el 16 de enero primero fue ubicado el dorso y luego sus extremidades.

Wendy desapareció la noche del 12 de enero cuando caminaba por una de las vialidades de la capital tlaxcalteca y, presuntamente, fue obligada por hombres desconocidos a abordar una camioneta de color blanco.

Un mensaje de texto que ella envió desde su celular al teléfono móvil de uno de sus familiares para pedir auxilio fue el último rastro que se tuvo de ella con vida.

Aunque hubo una campaña en calle y redes sociales para ubicarla viva, esto no fue posible.

Los deudos recibieron el cadáver la madrugada de este miércoles, después de que la PGJE confirmó la identidad a través de exámenes genéticos que resultaron compatibles con la madre.

"Ahora lo que queremos es vivir nuestro luto con la tranquilidad que merecemos; después buscaremos que se haga justicia por este crimen, aunque sabemos que ella ya no está viva y que nosotros estamos con nuestro dolor. Esto no se puede quedar así", dijo un tío de la víctima.

Un moño blanco, que significa el luto que se guarda a una persona joven, cuelga al centro de la puerta de su domicilio en el Municipio de Totolac. Ahí empezaron a llegar familiares, amigos y compañeros de trabajo para dar el pésame.

"Queremos vivir este momento con tranquilidad", insistió amable, la madre.

El pasado 16 de enero, cuatro días posteriores a su desaparición, vecinos de la localidad de San Benito Xaltocan, en Yauhquemehcan, reportaron el hallazgo de un dorso en llamas y sin extremidades, que estaba tirado en la cuneta de 5 de Mayo, a la vista de los transeúntes. La PGJE realizó la diligencia de levantamiento de los restos humanos.

Al día siguiente, en un predio baldío de la misma calle y comunidad, lugareños notificaron a las autoridades la ubicación de un par de piernas y una bolsa de plástico color negro, la cual aparentemente contenía restos humanos, mismos que también fueron retirados del lugar por personal de la Procuraduría.

Después de realizar los exámenes necesarios, la PGJE confirmó que se trataba del cadáver de Wendy.

El área de Comunicación Social de la dependencia informó que en principio se investiga un homicidio doloso, pero que la forma en que se cometió el asesinato permite las condiciones para judicializar el caso por feminicidio.

La ubicación e identificación de los asesinos son parte de la indagatoria.
Hora de publicación: 20:16 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Seguridad

Cae ex operador de La Tuta en Michoacán
Exigen dar recursos a refugios para mujeres
Prevén discutir Guardia la próxima semana
Muere Teniente Coronel tras ataque
Democracia, asignatura pendiente.- AMLO
Decomisan armas enterradas en Tamaulipas
Anuncian 'limpia' con mantas en Jalisco
Cesan de aduanas a Fiscal de Moreira
Caen 7 por crimen de locutor en Sonora
Urge PRD cancelar consulta en Morelos
Urge CEAV nuevas formas de atacar crimen
Reportan aumento de violencia en Sonora
Guardia no sustituirá a Policías.- SNSP
Señalan falta de control de INM en fronteras
Congelan 925 mdp por plan antihuachicol
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS




En Portada
'Vuelan' vehículos del Estado Mayor en subasta
Ingresa ayuda humanitaria a Venezuela
Llegó la hora del sureste.- AMLO
Vandalizan casillas de consulta en Morelos
No asistirá Del Potro a Abierto Mexicano
Rechazan acción contra líder ferrocarrilero
Van por contrapeso a gestión de AMLO
Protege juez a operador de estafa

Mutilan a joven desaparecida en Tlaxcala

El cuerpo de una joven reportada como desaparecida desde el 12 de enero fue hallado mutilado en Yauhquemehcan, Tlaxcala.
Ana Laura Vásquez
(24 enero 2018).-
  • El cuerpo mutilado de la joven fue localizado, el pasado 16 y 17 de enero, cuatro días después de su desaparición. Foto: Ana Laura Vásquez

Muerta, mutilada y con señas de calcinamiento apareció en Yauhquemehcan, Tlaxcala, una joven reportada como desaparecida el 12 de enero.

Después de haber confirmado su identidad, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que busca judicializar el caso por feminicidio, aunque inició la investigación por homicidio doloso.


Su nombre era Wendy N., tenía 21 años de edad y trabajaba en una empresa que ofrece servicios de call center, con sede en la comunidad de Acuitlapilco.

Fue víctima de un crimen de violencia contra las mujeres, ya que con el uso de la fuerza sus agresores la privaron de su libertad, la asesinaron y desmembraron.

Los homicidas abandonaron el cuerpo mutilado de la joven en la comunidad de San Benito Xaltocan, Municipio de Yauhquemehcan, donde el 16 de enero primero fue ubicado el dorso y luego sus extremidades.

Wendy desapareció la noche del 12 de enero cuando caminaba por una de las vialidades de la capital tlaxcalteca y, presuntamente, fue obligada por hombres desconocidos a abordar una camioneta de color blanco.

Un mensaje de texto que ella envió desde su celular al teléfono móvil de uno de sus familiares para pedir auxilio fue el último rastro que se tuvo de ella con vida.

Aunque hubo una campaña en calle y redes sociales para ubicarla viva, esto no fue posible.

Los deudos recibieron el cadáver la madrugada de este miércoles, después de que la PGJE confirmó la identidad a través de exámenes genéticos que resultaron compatibles con la madre.

"Ahora lo que queremos es vivir nuestro luto con la tranquilidad que merecemos; después buscaremos que se haga justicia por este crimen, aunque sabemos que ella ya no está viva y que nosotros estamos con nuestro dolor. Esto no se puede quedar así", dijo un tío de la víctima.

Un moño blanco, que significa el luto que se guarda a una persona joven, cuelga al centro de la puerta de su domicilio en el Municipio de Totolac. Ahí empezaron a llegar familiares, amigos y compañeros de trabajo para dar el pésame.

"Queremos vivir este momento con tranquilidad", insistió amable, la madre.

El pasado 16 de enero, cuatro días posteriores a su desaparición, vecinos de la localidad de San Benito Xaltocan, en Yauhquemehcan, reportaron el hallazgo de un dorso en llamas y sin extremidades, que estaba tirado en la cuneta de 5 de Mayo, a la vista de los transeúntes. La PGJE realizó la diligencia de levantamiento de los restos humanos.

Al día siguiente, en un predio baldío de la misma calle y comunidad, lugareños notificaron a las autoridades la ubicación de un par de piernas y una bolsa de plástico color negro, la cual aparentemente contenía restos humanos, mismos que también fueron retirados del lugar por personal de la Procuraduría.

Después de realizar los exámenes necesarios, la PGJE confirmó que se trataba del cadáver de Wendy.

El área de Comunicación Social de la dependencia informó que en principio se investiga un homicidio doloso, pero que la forma en que se cometió el asesinato permite las condiciones para judicializar el caso por feminicidio.

La ubicación e identificación de los asesinos son parte de la indagatoria.


Hora de publicación: 20:16 hrs.

Notas Relacionadas