Más de Portada
Sostiene AMLO que hay crisis pero cumplirá
Golea Barsa a PSV de 'Chucky' y Gutiérrez
Indaga CNDH deambular de cadáveres
Entrega CCE estudio que avala NAIM
Comparece Fiscal por mansión en Acapulco
Acumula J. Duarte más de 90 casas
Busca Morena reforma por desvíos con Robles
Advierten riesgos de paro activo en CCH
Detienen a 2 con mariguana afuera de FES
Critican estrategia de Morena en Congreso-CDMX
Hacen diputada a reclutadora de Gutiérrez
Proponen cancelar 13 comisiones de diputados
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Ciencia?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Miden estrellas para conocer galaxias

  • Investigadores del Instituto Max Planck, de Alemania analizan los datos sobre las variaciones de luminosidad en las estrellas que se encuentran a 69.87 años luz de distancia. Foto: Sebastián Romo
Sebastián Romo
Por primera vez, científicos pueden medir la estructura interna de las estrellas, conocer su edad con mayor exactitud y comprender mejor sucesos de la astrofísica como el desarrollo de la Vía Láctea, sus estrellas y sistemas planetarios.

Saskia Hekker lidera el equipo de investigadores del Instituto Max Planck, que desde hace dos años y medio analizan los datos sobre las variaciones de luminosidad en las estrellas que se encuentran a 69.87 años luz de distancia.

La técnica utilizada es similar a la que usan los sismólogos para medir las capas internas de nuestro planeta.

"Lo que realmente medimos es la velocidad con la que viajan las ondas sonoras al interior de la estrella", precisó Earl Bellinger, investigador y miembro del equipo.

Con ayuda del observatorio espacial Kepler de la NASA, el grupo de astrofísicos analizó la luz emitida por una agrupación de estrellas llamada 16 Cygni, compuesta por tres estrellas y al menos un planeta.

"Dos de estas estrellas son extremadamente parecidas a nuestro Sol y hemos recibido datos de muy buena calidad", comentó Bellinger.

La luminosidad de las estrellas es un elemento crucial para determinar su composición química y temperatura; Bellinger y su equipo usaron la información recibida por el Kepler para medir la variación en la luminosidad de las estrellas.

Al igual que la Tierra, al interior de las estrellas existen oscilaciones causadas por el movimiento de energía, calor y composición química en su interior. Estos cambios se propagan como ondas sonoras con ciertas frecuencias que viajan dentro de la estrella, regresan a la superficie y se manifiestan como pequeñas variaciones de luz.

"Ahora que tenemos las mediciones del interior de la estrella, no tenemos que confiar ciegamente en los mejores modelos sobre el interior de las estrellas, sino que podemos compararlos con el interior de la estrella misma", explicó Bellinger.

En el campo de la astrosismología se han desarrollado modelos aproximados sobre el interior de las estrellas.

"Hasta ahora los resultados habían sido demasiado imprecisos, pero Bellinger encontró una forma de reducir dramáticamente esta incertidumbre", explica Andrés García Saravia Ortiz de Montellano, astrofísico mexicano del Max Planck.

Uno de los mayores aportes de esta investigación es que ahora los astrónomos pueden obtener información más precisa sobre la estructura interna de las estrellas y la relación entre la presión y la densidad en el núcleo.

Asimismo, podrán desarrollar un modelo para calcular la temperatura, el radio y la edad de las estrellas con mayor precisión.

Saskia Hekker, coautora del trabajo publicado en el Astrophsysical Journal a finales del pasado diciembre, agregó que el esfuerzo requirió de cuatro años continuos de información recabada por el observatorio Kepler y analizada por Bellinger, Sarbani Basu, Warrick H. Ball, Hekker y su grupo de trabajo.

"Necesitamos tener estos modelos precisos para entender la estructura de la Vía Láctea y su pasado", afirmó Hekker, investigadora neerlandesa.

El Instituto Max Planck de Göttingen está enfocado en mejorar el conocimiento sobre las estrellas y la evolución de la Vía Láctea.

El grupo de trabajo está concentrado en aplicar el método a más astros.

Hasta la fecha, ya aplicaron esta técnica a tres estrellas más y la planean utilizar para medir el interior de por lo menos 10 o 20 astros más.

La investigación es apoyada por el Instituto Max Planck, el Consejo Europeo de Investigación, el Consorcio Nacional de Ciencia Física y la NASA.
Sistema tripleEl sistema de 16 Cygni tiene una edad de 6.8 mil millones de años y está conformado por tres estrellas y un planeta.
-Al igual que nuestro Sol, 16 Cygni A y B están compuestos principalmente de hidrógeno (~70 por ciento) y en menor parte de helio (~28 por ciento).
-Su temperatura de superficie es de aproximadamente 5 mil 500 grados Celsius.
-16 Cyg B tiene un planeta del tamaño de Júpiter, el cual tarda 2.2 años en orbitar.
-La tercer estrella, 16 Cygni C, tiene la mitad del tamaño del Sol.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS