Más de Portada
Van en Puebla al voto por voto
Luto, memoria y exigencia
Hereda Senado burocracia dorada
Auditarán derroche mediático de Peña
Dirigirá Pemex sin cédula
'Nos engañó la directora'
Cambian a jueces; buscaban a jóvenes
Tiran investigación en contra de Padrés
Lidera en empleos sector automotor
Deja deslave 6 muertos en Filipinas
Utilizan carteristas a niños para robar
Rememorar y prevenir
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Revista R?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

A Anaya se le agota el tiempo

  • Anaya ha cancelado mítines, eventos con sociedad civil, encuentros con Gobernadores y hasta ruedas de prensa. Foto: Carlos Figueroa
  • El reparto de utilitarios es usado frecuentemente para llenar los mítines de Anaya. Foto: Carlos Díaz
  • Mujeres acuden a un evento de Ricardo Anaya en Cuetzalan. Foto: Óscar Mireles
  • En algunos eventos, el candidato presidencial de 'Por México al Frente' ha sido increpado. Foto: Óscar Mireles
  • En otros han sobrado sillas por la baja asistencia. Foto: Óscar Mireles
  • El 27 de mayo, se pretendía reunir en Puebla a todos los gobernadores panistas en un evento de Ricardo Anaya. Sólo llegaron seis de 12. Foto: Especial


Ernesto Núñez
Una quinta parte de los 217 eventos de Ricardo Anaya fueron cancelados en los dos primeros meses de campaña: mítines, concentraciones ciudadanas, reuniones con simpatizantes en comités directivos estatales del PAN, PRD o MC, e incluso ruedas de prensa que, por diversas razones, no llegaron a realizarse.

El 15 de abril, apenas dos semanas después del arranque de las campañas, el PAN de Veracruz canceló un mitin en San Andrés Tuxtla. Un día después, las reuniones que sostendría Anaya con las redes de jóvenes, mujeres y maestros de la delegación Miguel Hidalgo, en la Ciudad de México, también fueron canceladas, lo mismo que una "concentración con más de 3 mil personas" en Iztapalapa.

Los reportes que la coalición Por México al Frente aporta al INE también dejan ver que, el 18 de abril, fue cancelado un desayuno del candidato presidencial con el gobernador de Baja California, Francisco Kiko Vega.

Y, al día siguiente, se frustró un desayuno que sostendría con el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral, en Ciudad Juárez, así como una reunión con 200 líderes de la sociedad civil.

Otras tres reuniones en la delegación Miguel Hidalgo fueron canceladas en esas mismas fechas. Encuentros que se iban a celebrar en la casa de campaña de Anaya, en la colonia Polanco, donde el Frente instaló su "mesa de comando" (como le llaman ellos a lo que comúnmente se conoce como cuarto de guerra).

Una concentración ciudadana en la Alameda Tacubaya, programada para el 23 de abril; un mitin en Puebla, del 25; un foro con migrantes en la CDMX; un mitin en Amozoc, el 5 de mayo; y otro en Medellín, Veracruz, el 6 de mayo, figuran en la agenda del candidato panista con status "cancelado".

San Luis Potosí, Querétaro, Tijuana y Manzanillo son otras ciudades donde Anaya ha cancelado ruedas de prensa, mítines y reuniones con sectores sociales.

De 217 eventos registrados en la agenda de Anaya ante el INE entre el 30 de marzo y el 31 de mayo, 174 se han realizado y 43 no llegaron a concretarse. De esos eventos, 37 son ruedas de prensa, de las que 29 aparecen como realizadas y ocho canceladas.

En contraste, Andrés Manuel López Obrador -a quien Anaya ubica como su único rival en la contienda-, registró 200 eventos hasta el 31 de mayo (en su mayoría mítines en diversas localidades), de los cuales sólo 10 se han cancelado.

Los datos ilustran sólo uno de los múltiples problemas que enfrenta la coalición Por México al Frente para hacer que su campaña funcione.
El tracking
Roberto Trad es el consultor contratado por el Frente para la campaña presidencial de Ricardo Anaya. Trad dirigió la consultoría Cuarto de Guerra y se le atribuye haber ganado dos veces la Presidencia de Ecuador, con Rafael Correa, y haber dirigido, en 2017, la campaña del actual presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

Trad dirige actualmente el Instituto Artes y Oficios en Comunicación Estratégica, cuya razón social es Instituto Panamericano de Comunicación y Estrategia Política SC, que según los registros del INE, tiene por lo menos un contrato activo con la campaña de Anaya para el periodo del 9 de abril al 26 de junio, por 5 millones 75 mil pesos.

Este consultor es el encargado de hacer el tracking poll de la campaña, una encuesta diaria telefónica a 675 individuos, que guía las decisiones de la "mesa de comando".

El grupo está conformado por Rubén Aguilar, ex vocero de la Presidencia; Fernando Rodríguez Doval y Héctor Villarreal (PAN); Jesús Ortega y Luis Sánchez (PRD); Alejandro Chanona y Carlos Velasco (MC); Alfredo Figueroa y Emilio Álvarez Icaza (de la asociación ciudadana AHORA). Equipo que se coordina con Jorge Castañeda (coordinador estratégico); Santiago Creel (coordinador político), y la "mesa de coordinación" conformada por los dirigentes nacionales del PAN, Damián Zepeda; PRD, Manuel Granados, y MC, Dante Delgado. Un complejo organigrama que es, a su vez, un "club de Toby" en el que la única mujer que llega a participar en las reuniones es la ex diputada Kenia López.

El grupo se reúne todos los días, "religiosamente", de 18:00 a 20:00 horas, para analizar el sondeo, discutir la coyuntura y definir el rumbo de la campaña: mensaje, posicionamientos del candidato, labor de los voceros, ataques y contra ataques.

El 21 de mayo era un día especial para el grupo, pues conocerían el resultado del tracking después del segundo debate, realizado en Tijuana un día antes. Convencidos de que Anaya había ganado el encuentro, los miembros de la "mesa de comando" se toparon con la realidad, plasmada en los siguientes números: AMLO 37.3 por ciento; Anaya 26.8 y Meade 13.2.

El 22 de mayo, el ejercicio arrojaba una diferencia similar (de 10 por ciento) entre el puntero y el segundo lugar: AMLO, 38.9 y Anaya 28.2 por ciento.

Fuentes de la campaña anayista entregaron a Reforma el tracking completo, desde el 30 de abril hasta el 29 de mayo, y lo que puede apreciarse es tres líneas paralelas en las que AMLO mantiene una ventaja de entre 7 y 10 puntos sobre Anaya, y Anaya una ventaja sobre Meade de entre 14 y 16 puntos. La mejor medición para el Frente es la del 29 de mayo, en la que AMLO tiene 35 por ciento y Anaya 28, que es el máximo porcentaje que alcanza el panista en toda la serie.

El mismo ejercicio deja ver que el candidato del PRI, José Antonio Meade, subió sus preferencias después del segundo debate, alcanzando 15.9 por ciento en la medición del 26 de mayo.

En los números de Roberto Trad, el margen de los que no contestaron se sitúa entre el 14.8 y el 21.5 por ciento.

A pesar de que nunca hay un cruce de líneas, las mismas fuentes de la campaña de Anaya aseguran que éste podría producirse, siempre y cuando AMLO siga cometiendo errores y Anaya capitalice el voto útil en una contienda polarizada entre ambos candidatos.

La "mesa de comando" tiene un escenario "extraordinariamente optimista" en el que apuesta a abrevar de cinco probables fuentes de votos:

1. Los que simpatizaban con Margarita Zavala. Aunque, los propios números de la campaña revelan que el 17 de mayo, un día después del anuncio de Zavala de bajarse de la contienda, Anaya cayó del 28.1 al 25 por ciento, AMLO subió del 35 al 37 y Meade subió del 12 al 15.

Hasta el momento, la ex primera dama se ha negado a tomarse la foto con el candidato del PAN, y el ex presidente Felipe Calderón ha intensificado sus críticas en Twitter contra Anaya. Además, dos de los personajes más cercanos a Zavala ya se pronunciaron a favor de Meade: el senador Ernesto Cordero y su ex coordinador de campaña, Jorge Camacho.

Notas Relacionadas

'Anaya desdibujó al PAN'
El PAN rompió los puentes con Margarita Zavala desde octubre de 2017, revela su ex coordinador de campaña, Jorge Camacho.

2. Votantes volátiles que no están indecisos, pero que podrían cambiar de opinión. Los llaman "los resignados".

3. Los indecisos, que fluctuarían entre un 9 y un 27 por ciento.

4. El voto útil de priistas y "bronquistas" que, según el escenario optimista del Frente, tienen como segunda opción al PAN.

Una quinta fuente de votos provendría de inhibir lo que los asesores de Anaya llaman el "voto cruzado"; es decir, aquellos probables votantes del Frente que están apoyando a sus candidatos en lo local, pero no a Ricardo Anaya.
Los estados, máxima preocupación
El "voto cruzado" es una de las principales inquietudes en la campaña de Por México al Frente, que ha detectado un apoyo desigual a los candidatos a la gubernatura y al abanderado presidencial. Lo mismo en estados con una alta densidad de votantes, como Ciudad de México, Jalisco y Veracruz, que en entidades menos pobladas, como Chiapas y Tabasco.

Al construirse desde la cúpula, y no de lo local hacia arriba, el Frente no logró cohesionarse como fuerza homogénea en todo el país, ni siquiera en los estados con elecciones concurrentes. La negociación e imposición de candidaturas desde las dirigencias nacionales provocaron fracturas en el PAN y el PRD, fuga de liderazgos locales y nacionales de ambos partidos, sobre todo hacia Morena, y campañas de brazos caídos en diversos municipios.

La campaña ha dirigido sus baterías a los estados con más votantes del país, que según los frentistas son los que definirán el resultado electoral: Estado de México (11.8 millones de electores), Ciudad de México (7.6 millones), Jalisco (5.9 millones), Veracruz (5.7 millones), Puebla (4.5 millones), Guanajuato (4.3 millones) y Nuevo León (3.9 millones).

Los estrategas de Anaya hacen cuentas alegres respecto al apoyo que obtendría su candidato, a partir de un dato: los partidos del Frente gobiernan en cuatro de esos siete estados (CDMX, Veracruz, Puebla y Guanajuato).

Sin embargo, en la mayoría de esas entidades enfrentan divisiones, candidaturas polémicas que no han dado el resultado que esperaban y, sobre todo, un crecimiento inédito de Morena.

En la Ciudad de México, la candidatura de Alejandra Barrales se sitúa en un lejano segundo lugar respecto a Claudia Sheinbaum, abanderada de Morena. Según un diagnóstico de la propia campaña, el perredismo local está cuidando sus principales delegaciones (Coyoacán, Iztapalapa, Gustavo A Madero, Álvaro Obregón e Iztacalco), pero no ha logrado generar simpatías por Barrales ni por Anaya. Es lo que llaman en el cuarto de guerra "voto cruzado".

Veracruz y Puebla enfrentan una problemática común: en ambos estados, Anaya tuvo que aceptar que se impusieran candidaturas familiares a cambio de que Rafael Moreno Valle, en Puebla, y Miguel Ángel Yunes Linares, en Veracruz, respaldaran su candidatura presidencial.

A un mes de los comicios, Martha Érika Alonso, esposa del ex gobernador Moreno Valle, y Miguel Ángel Yunes Márquez, hijo del gobernador de Veracruz en funciones, enfrentan a dos candidatos de Morena que han crecido más de lo esperado por el PAN.

La encuesta de Reforma, levantada en Veracruz entre el 16 y el 21 de mayo, situó al morenista Cuitláhuac García en empate técnico con "Chiqui Yunes" (43 y 44 por ciento), lo que se traduce además en una caída del abanderado presidencial panista, que obtiene 32 por ciento de preferencias, frente a un 52 por ciento para AMLO en la entidad.

Dos estados que en 2006 y 2012 fueron reservas de votos para el PAN (más de 600 mil en Puebla y más de un millón en Veracruz), esta vez podrían aportarle menos sufragios a Anaya.

Guanajuato enfrenta otra problemática: es una de las pocas entidades donde el PAN considera asegurado el triunfo de su candidato a gobernador; sin embargo, la meta de aportarle 1.4 millones de votos a Ricardo Anaya (prometida por Diego Sinhué en el arranque de su campaña a la gubernatura) podría verse obstaculizada por el crecimiento inesperado de Morena que, al postular al ex panista Ricardo Sheffield, consiguió desplazar al PRI como segunda fuerza política estatal.

AMLO, que en 2012 consiguió apenas 299 mil votos en Guanajuato, podría llevarse más de medio millón en 2018, según calcula Ricardo Monreal, coordinador de la defensa del voto de Morena en la II circunscripción federal.

Jalisco, una entidad que fue clave para que el PAN ganara las elecciones presidenciales de 2000 (le dio un millón de votos a Vicente Fox) y 2006 (1.4 millones de votos a Felipe Calderón), es una de las que más preocupa al equipo de Anaya.

El Frente PAN-PRD-MC no cuajó a nivel local, por la resistencia de Enrique Alfaro a llevar a cuestas a los partidos de la coalición.

Cuando Ricardo Anaya visitó Guadalajara, el pasado 23 de mayo, tuvo que lidiar con la presencia de sus tres candidatos en disputa: Alfaro, quien lleva una cómoda ventaja según varias encuestas, y sus "rivales" del PAN, Miguel Ángel Martínez, y del PRD, Carlos Orozco. Ambos candidatos se sitúan por debajo del priista Miguel Castro y el abanderado de Morena, Carlos Lomelí.

En el Estado de México, con una lista nominal de 11 millones 844 mil votos, el Frente tampoco enfrenta un buen panorama.

La elección del año pasado por la gubernatura situó al PRI en primer lugar, con Alfredo del Mazo (33.5 por ciento), seguido de Morena, con Delfina Gómez (30.7 por ciento).

El PAN, con Josefina Vázquez Mota, se hundió al cuarto lugar (11.2 por ciento), y el PRD se colocó en tercero (17.8 por ciento) con Juan Zepeda. Eso explica que, en las visitas de Anaya a territorio mexiquense, se deje ver más con Juan Zepeda, rodeado de tribus amarillas en municipios como Ecatepec, Coacalco y Valle de Chalco.

De lo que fue el corredor azul del norte del valle de México -donde Delfina Gómez obtuvo más votos que Vázquez Mota y que Del Mazo-, Anaya sólo ha visitado Tlalnepantla y Atizapán.

En el Estado de México habrá elecciones municipales, además de las federales.

Nuevo León es otra entidad en la que el Frente no pudo cuajar, por lo que los tres partidos compiten separados por las senadurías. El PAN, con Víctor Fuentes y María Sada, encabeza las encuestas, pero enfrenta a MC, que se ha convertido en una fuerza emergente en el estado, con personajes como Samuel García, candidato al Senado, y Luis Donaldo Colosio Riojas, que busca una diputación local.

A nivel municipal, el PAN también compite sin sus aliados del PRD y MC, aunque con ventaja en Monterrey, con Felipe de Jesús Cantú, y San Pedro, con Rebeca Clouthier, según la encuesta de El Norte del 30 de abril.

En otros estados donde habrá elecciones de gobernador concurrentes con la presidencial, el Frente enfrenta panoramas sombríos.

En Chiapas, la candidatura del ex priista José Antonio Aguilar Bodegas apenas compite con la del morenista Rutilio Escandón, quien lleva una clara ventaja. El rompimiento del PRI con el PVEM en Chiapas (que también está entre los diez estados con más votantes (3.5 millones) permite prever una alta votación para López Obrador, que en 2012 obtuvo 635 mil sufragios en la entidad.

Con liderazgos del Partido Verde jugando del lado de Morena y el apoyo cada vez menos velado del gobernador Manuel Velasco, es factible que AMLO capte algunos de los 934 mil votos que le dio Chiapas a Enrique Peña Nieto en 2012.

Tabasco y Morelos son otros estados que, gobernados por el Frente (a través del PRD), se han decantado claramente hacia Morena.

En Tabasco, el candidato Gerardo Gaudiano (PAN-PRD-MC) apenas pudo concretar un evento con Ricardo Anaya para este fin de semana.

Y, en Morelos, la candidatura de Rodrigo Gayosso, hijastro del gobernador Graco Ramírez, rompió la alianza con el PAN y MC, que decidieron postular al panista Víctor Manuel Caballero. La fractura del Frente en Morelos ha sido uno de los factores que podrían allanar el camino al futbolista Cuauhtémoc Blanco, candidato del PES a la gubernatura adoptado por Morena y López Obrador.

Yucatán es la novena entidad donde habrá elecciones de gobernador. A pesar de que ahí el candidato del PAN, Mauricio Vila, es visto como favorito en la contienda, el Frente también enfrenta la ruptura del PRD local, que se negó a sumarse y postuló a su propio candidato, Jorge Eduardo Zavala.

Además, en Yucatán Morena también reclutó a un ex panista que podría restarle algunos votos al Frente: Jesús Díaz Mena, conocido como El Huacho.
Voceros al rescate
Frente a esta coyuntura, la "mesa de comando" del Frente decidió emprender una campaña sin candidato, pero con voceros. la estrategia consiste en integrar células con cuatro personas (un representante de cada partido y uno de la organización AHORA).

Los más frecuentes en ese trabajo son Jesús Ortega, Alejandro Chanona, Rubén Aguilar (quien sin ser panista es el que acude por parte de este partido) y Alfredo Figueroa. Eventualmente, participan en ese trabajo Jorge Castañeda, coordinador estratégicos de la campaña; Emilio Álvarez Icaza, candidato al Senado, y Dante Delgado, líder de MC.

Estas células están por terminar un primer recorrido nacional, siguiendo una misma dinámica en cada entidad visitada: reuniones con los dirigentes estatales del PAN, PRD y MC; conversaciones con las estructuras partidistas y candidatos locales; reunión con el gobernador, en caso de que milite en alguno de los partidos del Frente, y posicionamientos en medios de comunicación locales.

Según fuentes del equipo anayista, su misión consiste en homologar el voto a candidatos locales y federales, evitando que se fuguen hacia Morena los apoyos que pueda tener algún candidato estatal bien posicionado.

Faltando 27 días para las elecciones, los estrategas del Frente pretenden dar una segunda vuelta a toda la República.
El candidato frío
"El candidato no conecta". La frase ha sido escuchada por el equipo estratégico de Ricardo Anaya en diversos foros y grupos de enfoque, cuando se analiza su desempeño en mítines multitudinarios, donde los asistentes apenas le responden.

Los estrategas reconocen que el de Anaya no es el perfil clásico de un candidato popular o de mitin, y aseguran que eso no les preocupa.

La imagen de Anaya, como un candidato joven, inteligente, frío y racional, ha sido construida por varias empresas de consultoría, principalmente la de Roberto Trad, y Pico Adworks, de Víctor Covarrubias.

Según puede verse en sus contratos registrados ante el INE, otras empresas de publicidad, marketing y comunicación digital han participado en la generación y difusión de la imagen de una especie de Justine Trudeau mexicano (el alter ego político de Anaya): Ojiva Consultores, de la queretana Andrea de Anda (encargada de redes sociales, amiga de Anaya e integrante del cuarto de guerra); TENT Servicios Integrales (montaje de eventos), Infinito Marketing (servicios digitales), Gravity publicidad (especializada en posicionar productos en el mercado), AP&H Communication Group, entre otras.

Asesores y empresas que, sin embargo, no han atinado en consolidar una imagen ni un mensaje claro de campaña.

"Anaya se quedó a la mitad en la construcción de su imagen como candidato", valora un veterano operador panista, "no compitió con AMLO en la imagen del político político, y fracasó en su intento de competir con Meade en la imagen de político tecnócrata".

Miembros del Frente argumentan, además, que Anaya tuvo que dedicar un mes de la precampaña a defenderse de las acusaciones hechas por el PRI y el gobierno, por lavado de dinero y enriquecimiento inexplicable cuando hizo carrera política en Querétaro.

"Si algún candidato ha sido atacado en esta campaña, ha sido Anaya", refiere uno de los estrategas del equipo.

Pero, más allá de su imagen, la propuesta de Anaya tampoco ha quedado clara ante el electorado.

Según la encuesta publicada por Reforma el pasado 30 de mayo, sólo el 21 por ciento de los electores lo considera el más capaz para gobernar, contra 43 por ciento de López Obrador. El 21 por ciento considera que tiene mejores propuestas económicas, contra el 42 por ciento de AMLO; el 16 por ciento cree que reduciría la corrupción, contra 36 por ciento que considera que AMLO sí lo haría, y el 18 por ciento piensa que combatiría mejor al narcotráfico y el crimen, contra 36 por ciento del tabasqueño.

Cuando queda menos de un mes de campaña, el equipo anayista ha sido incapaz de dar a conocer su proyecto de nación, supuestamente contenido en un libro titulado De frente al futuro, que el candidato dijo que existía desde el 22 de abril, en el primer debate presidencial, pero que nadie conoce.

A petición de Verificado 2018 (sitio que descubrió la inexistencia el libro), Salomón Chertorivski, coordinador de propuesta del Frente, mostró un ejemplar y prometió que "pronto" estaría disponible a todo público. Al cierre de esta edición, aún no era posible consultarlo.

Las fuentes de la "mesa de comando" consultadas para este reportaje indican que sus estudios de opinión provocaron un cambio de discurso y de lema de campaña, que comenzó a operarse justo el 20 de mayo, día del segundo debate.

Los consultores y estrategas se dieron cuenta de que la principal preocupación del electorado no era la corrupción, sino la seguridad, y decidieron colocar la palabra "paz" al centro de la campaña.

"Mexicanos al grito de paz", "la paz es justicia y felicidad", "paz con un cambio inteligente de estrategia", son algunas de las frases que ha incorporado Anaya a su discurso a partir del debate de Tijuana.

El pasado 30 de mayo, en una visita a Chiapas, dijo que la paz se recuperará erradicando la pobreza extrema (una idea que López Obrador ha sostenido desde la precampaña), y revivió su propuesta de crear un Ingreso Básico Universal, que mencionó en precampaña pero no había retomado en la campaña oficial.

Como parte del ajuste de la campaña, Anaya abandonó la estrategia de dar conferencias de prensa diarias a las 7 de la mañana, y comenzó a privilegiar el trabajo de tierra. La semana pasada tuvo mítines diarios, en Coacalco, Valle de Chalco, Las Margaritas, Tuxtla Gutiérrez, Jerez, Zacatecas y Ciudad del Carmen.

Según los colaboradores del candidato, en la recta final van a redoblar el paso para revertir la "percepción" de que la elección ya está definida en favor de AMLO.

Se les está agotando el tiempo: faltan 27 días para los comicios y sólo restan 24 de campaña.


CAMPAÑA EN NÚMEROS
Actividades reportadas por Ricardo Anaya al INE entre el 30 de marzo y el 31 de mayo.

217 eventos registrados
174 realizados
43 cancelados

De los realizados:
37 ruedas de prensa
76 concentraciones ciudadanas o mítines
22 pasarelas de candidatos*
2 debates del INE

* Foros de bancos, organizaciones civiles, víctimas, universidades en las que participan todos los candidatos.

Estados más visitados
CDMX: 7 visitas*
Puebla: 6
Tamaulipas: 6
Edomex: 4
Veracruz: 3

* Sólo incluye días con mitin, y no las pasarelas de candidatos.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

Más de Reportaje

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS