¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Internacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Revive escándalo de hermano de Benedicto


REFORMA/Redacción
Al menos 231 niños que cantaban en un coro varonil infantil, dirigido durante 30 años por el hermano del ex Papa Benedicto XVI, fueron víctimas de abuso físico durante un periodo de casi cuatro décadas, de acuerdo con un abogado que investiga los reportes sobre los delitos.

El abogado, Ulrich Weber, quien fue comisionado por el coro para investigar las acusaciones de golpizas, tortura o abuso sexual, considera que los maltratos eran en realidad incluso más generalizados.

En una rueda de prensa en Ratisbona, en el Estado alemán de Baviera, en donde las raíces del coro se remontan al año 975, Weber calculó que entre 1953 y 1992, uno de cada tres miembros del coro y una escuela afiliada, sufrieron algún tipo de abuso físico.

Le adjudicó la mayoría de las golpizas y otros maltratos a Johann Meier, director de una escuela primaria afiliada al coro, desde 1953 hasta su jubilación en 1992. Meier murió repentinamente a fines de ese mismo año, indicó Weber.

Una investigación de 1987 sobre presuntos abusos físicos, no hizo que los líderes del coro despidieran a Meier o tomaran alguna otra medida, señaló el abogado.

Cuando se le preguntó si el hermano del Papa Benedicto, el Reverendo Georg Ratzinger, quien dirigió el coro de Ratisbona entre 1964 y 1994, había tenido conocimiento de los maltratos, Weber respondió: "después de mi investigación, debo suponer que sí".

Ratzinger, quien cumple 92 años este mes, es el hermano mayor de Joseph Ratzinger, quien fue Papa desde abril del 2005 hasta el 28 de febrero del 2013, cuando renunció al argumentar que sentía que estaba en una condición demasiado frágil como para cumplir con todas sus obligaciones.

Conocido ahora como el Papa Emérito, aún vive en El Vaticano; su hermano reside en Ratisbona.

Weber señaló que, como director del coro, Ratzinger era parte de un organismo supervisor de tres miembros, junto con los directores de la preparatoria y el internado afiliados al coro, que supuestamente supervisaban la escuela primaria donde trabajaba Meier.

El investigador comenzó a indagar a Regensburger Domspatzen, como es conocido el coro, en 2015 y asegura haber entrevistado a docenas de víctimas y figuras de autoridad.

Señaló que al menos 40 de los 231 casos de abusos también involucraban violencia sexual, desde tocamientos hasta violaciones.

La mayoría de los casos habían ocurrido hacía demasiado tiempo como para tomar medidas legales ahora, explicó.

El coro es dirigido por Ronald Buchner, quien no está relacionado con la Iglesia católica romana, desde 1994.

Las primeras acusaciones de castigos físicos y abuso sexual en el coro surgieron en el 2010, en conexión con otros presuntos abusos en la Iglesia católica romana en Alemania, Bélgica y Austria.

La Diócesis de Ratisbona habló el año pasado de 72 víctimas y ofreció alrededor de 2 mil 700 dólares como compensación.

Weber indicó que, tras su reporte del viernes, al menos ocho personas que no habían presentado antes acusaciones de abuso se pusieron en contacto con él.

Con información de The NYT Service News.
Hora de publicación: 18:09 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Europa

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS