¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Padece catolicismo tendencia a la baja


Diana Baptista
La religión católica ha perdido una cantidad importante de fieles en los últimos últimos 37 años, desde que visitó México por primera vez el Papa Juan Pablo II, en 1979.

Entre 1970 y 2010, la cantidad de católicos en el País disminuyó en 13 por ciento; mientras que los bautizos, confirmaciones y bodas religiosas se realizaron cada vez con menor frecuencia.

En 1895, cuando se realizó el primer Censo de Población, México era un país conformado en el 99.1 por ciento por personas católicas.

Cuando el Papa Juan Pablo II visitó el País por primera ocasión, la cantidad de católicos había disminuido al 96.2 por ciento. No obstante, ninguna entidad contaba con menos del 90 por ciento de católicos en su población.

Para el año 2000 la cifra cambió: el catolicismo cayó al 88 por ciento de la población, con bajas mayores al 20 por ciento en Campeche, Tabasco y Quintana Roo.

En 2010, había cerca de 93 millones de católicos, lo que representaba al 83 por ciento de la población mexicana, de acuerdo con la medición del INEGI.

"Los padres ya no socializan a los hijos en el catolicismo. La Iglesia pierde a los jóvenes y a las generaciones nuevas; se está transformando en una religión de viejos. En cambio, en los eventos de evangélicos hay jóvenes, con su rock cristiano y hasta ranchera cristiana", afirmó Elio Masferrer, profesor e investigador emérito del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Según investigaciones de Masferrer, entre 1980 y 2008 se redujo a la mitad la cantidad de bautizos en México: sólo 73 por ciento de los menores de siete años fueron bautizados.

"Hay un descrédito de la Iglesia Católica por los escándalos por abusos sexuales y patrimoniales. Todos conocen al novio del cura, o si tiene mujer e hijos. Ahí es cuando comienzan a alejarse de la Iglesia", aseguró Masferrer.

Ganan terreno
Desde la primera visita del Papa Juan Pablo II, ha aumentado en 8 por ciento la cantidad de personas que profesan una religión diferente a la católica.

Después del catolicismo, el cristianismo es la religión más común: en el País se contabilizaron 8.3 millones de cristianos protestantes, pentecostales y evangélicos.

Más de dos millones de personas son creyentes de la Biblia no evangélica: adventistas del séptimo día; mormones y testigos de Jehová.

El 4.6 por ciento de los mexicanos, en particular hombres entre los 15 y 29 años, se identificaron sin religión.

Con 12 mil sacerdotes en el País, la mayoría mayores a los 75 años, no hay suficientes jóvenes para reemplazarlos.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Religión

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS