¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Internacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Admite asesor papal errores de Iglesia


AP
Uno de los principales asesores del Papa Francisco reconoció que la Iglesia Católica ha cometido errores enormes al permitir durante siglos que miles de niños sean violados y abusados por sacerdotes.

El Cardenal australiano George Pell testificó en una audiencia pública para una comisión investigativa australiana a a través de una videoconferencia desde un hotel de Roma.

En la primera fila de la sala de conferencias en Sydney, al otro lado de la llamada, estaban sentados dos docenas de sobrevivientes de abusos en Australia y sus acompañantes.

El abogado principal asistiendo a la comisión, Gail Furnes, cuestionó a Pell sobre los esfuerzos del Vaticano para hacer frente a los escándalos, que ocurrieron en diócesis australianas mientras Pell ejercía como sacerdote o Arzobispo entre los años 70 y 90.

También sobre el pasado del Cardenal en Australia, incluyendo cómo se enfrentó a acusaciones de abuso realizadas contra un sacerdote, educador y asesor del ex Obispo de Ballarat, Ronald Mulkearns.

"No estoy aquí para defender lo indefendible. La Iglesia ha cometido errores enormes y está trabajando para remediarlos", declaró al comienzo de la audiencia.

"(La Iglesia) ha estropeado las cosas y defraudado a muchos, y por mucho tiempo ha desestimado acusaciones de abuso creíbles en circunstancias absolutamente escandalosas", agregó.

Pell denominó el tratamiento de Mulkearns al pedófilo más notorio de Australia, Gerald Ridsdale, como una catástrofe para la Iglesia y sugirió que que él sería candidato para un propuesto tribunal del Vaticano para escuchar los casos de Obispos negligentes.

No obstante, reconoció que él también ha cometido errores a menudo creyéndole más a los sacerdotes que a las víctimas que denunciaron los abusos.

"Debo admitir que en aquellos días, si un sacerdote negaba tales comportamientos, yo estaba fuertemente inclinado a aceptar dicha negación", confió.

Es la tercera vez que el Cardenal australiano, el principal asesor financiero del Papa, testifica sobre el escándalo de abuso sexual.

No obstante, la ronda actual ha generado un intenso interés internacional debido a que se desarrolla a unos pasos del Vaticano.

La comisión accedió a que Pell testificara desde Roma porque estaba demasiado enfermo para viajar.

Hace dos semanas, también accedió que las víctimas estuvieran presentes para recrear el tipo de audiencia pública a la que Pell se habría enfrentado en Australia.

David Ridsdale, quien fue abusado por cuatro años por su tío, Gerald Ridsdale, dijo que en días reciente las víctimas han conducido más de 100 entrevistas a los medios antes de que el testimonio de Pell iniciada, y que estaba agradecido de que el horror de lo expuesto en Ballarat finalmente iba a ser conocido en todo Australia.

Gerard Ridsdale está en prisión tras haber sido condenado por múltiples acusaciones de abuso.

La ciudad profundamente católica en el estado de Victoria ha sido devastada por las revelaciones del enorme número de víctimas, algunas de las cuales se han quitado la vida en un cluster de suicidios relacionados a abusos que no se ve en ningún otro lugar.

Familiares y víctimas pidieron hoy en Roma al Cardenal George Pell, al Papa Francisco y a la Iglesia Católica que dejen las palabras y emprendan "acciones reales" para evitar que se repitan casos similares.

"Esto tiene que cambiar, (la Iglesia Católica) tiene que comprometerse con las víctimas. No sólo tienen que decir palabras sino que tienen que aportar soluciones reales ante el dolor de las víctimas y reconstruir la vida de las víctimas con todos los medios que la Iglesia Católica tenga a su alcance", afirmó Anthony Foster.

"No valen unas cuantas palabras, incluso el Papa Francisco ha pedido perdón y se ha reunido con algunas víctimas, un número muy pequeño comparado con la gran cantidad de víctimas (que hay)", agregó.

Foster acudió a Roma junto con su mujer, Chrissie, y otras víctimas australianas que sufrieron abusos por parte de sacerdotes en el pasado.

Emma y Katie Foster, hijas del matrimonio Foster, sufrieron abusos en su niñez, en los años 80, y, tras aquellos episodios, según sus padres, la primera se suicidó y la segunda fue atropellada por un coche mientras caminaba ebria.

Su historia fue contada por su madre, Chrissie, en un libro titulado "Hell on the Way to Heaven" ("Infierno en el camino al cielo"), publicado también en Italia.

Ahora, se encuentran en Roma para asistir a la comparecencia que efectuará Pell ante la comisión que investiga estos casos.

Otro de los supervivientes que viajó a Roma para escuchar a Pell es Steven Woods quien, como dos de sus hermanos, sufrió abusos reiterados en su infancia.


Develan a otro pederasta en El Salvador

El Arzobispo de San Salvador develó hoy un nuevo caso de un sacerdote salvadoreño acusado de abuso sexual de menores y reiteró que no tolerarán a clérigos pederastas.

"Hoy informo sobre otro caso de abuso sexual de menores por parte de un sacerdote de nuestra arquidiócesis de San Salvador. Se trata del padre José Antonio Molina Nieto'', anunció durante la misa dominical el Arzobispo capitalino, monseñor José Luis Escobar Alas.

Casi al concluir la misa en la catedral metropolitana de la capital salvadoreña, Escobar Alas informó que antes de comunicárselo a los periodistas en una rueda de prensa, quería informar a los feligreses.

Precisó que el 15 de febrero, Molina Nieto fue suspendido de todas sus funciones sacerdotales.

Eso significó separarlo de la Santa Cruz de Roma, en el municipio de Panchimalco, departamento en la periferia sur de San Salvador.

Monseñor Escobar Alas dijo que contra el cura pesan dos acusaciones de abuso sexual de menores de edad, pero que Molina Nieto no aceptó la responsabilidad y que luego de concluir el proceso de investigación, el caso será enviado al Vaticano para que la Congregación para la Defensa de la Fe concluya el proceso y dicte la sentencia.

Los casos habrían pasado hace más de 20 años.

"Ya hemos pedido perdón a las víctimas y hoy públicamente les reiteramos nuestra petición de perdón por parte de nuestra Iglesia local ofreciéndoles todo nuestro apoyo y una vez más expresamos neutro compromiso de cero tolerancia ante los casos de abuso sexual a menores en perfecta sintonía con los expresado con el Papa Francisco'', agregó.

Con información de EFE

Hora de publicación: 20:15 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Europa

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS