Más de Reforma
Ven inviable tramo elevado
Dice Gobierno: no más apagones
Aplazan otra vez licencia a pilotos
Perfilan expertos semáforo amarillo para CDMX
Mi único rival soy yo mismo.- Checo Pérez
'Somos', la serie que desentraña matanza de Los Zetas
Baja la epidemia; olvidan a médicos
Ordenan sancionar a Nahle por emitir propaganda en campañas
Dan más renta Afores en México
Va para largo reapertura de Línea 12 subterránea
Cae México dos lugares en índice de competitividad
Piden apoyo para ubicar al agresor de Fer y Polly
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Gente?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Sigue casto Verástegui


Ana Vargas
Con 14 años de castidad, y sin saber cómo será la mujer con la que se casará, el actor Eduardo Verástegui sigue esperando a la mujer con la que compartirá el resto de su vida.

"La mujer ideal será con la que me case, ¿cómo es ella?, no lo sé, sigo esperándola, sigo volteando hacia la derecha, hacia atrás, hacia el frente, hacia arriba para ver dónde está.

"Pero siempre preguntándome si esa es la voluntad de Dios en mi vida, porque tampoco puede uno forzar las cosas y casarse por casarse", dijo el actor y productor en entrevista después de recibir el premio Veritas 2016, otorgado por la Escuela de Comunicación de la Universidad Anáhuac.

A decir del actor, ha conocido de manera profunda la paciencia y ha podido controlar el deseo.

"He conocido mujeres, pero no ha habido esa fuerza que de pronto uno necesita para dar ese paso.

"Una de las enseñanzas de mi fe es reconocer que el sexo es sagrado y hay que cuidarlo para poder compartirlo con la madre de mis hijos, en este caso, mi esposa, que deseo poder conocer para decirle que le he sido fiel desde 14 años antes de haberla conocido", aseguró.

Con el método socrático, a través de preguntas que le hizo su maestra de inglés, Verástegui se dio cuenta de que debía cambiar su manera de actuar con las mujeres, pues, dijo, estaba haciendo cosas que a él no le hubiera gustado que le hicieran.

"Mi maestra solamente me abrió los ojos hacia lo que mi fe me enseña, y que ignoraba. Ahora trato de ver todos los días en una mujer a mi madre, a mi hermana, a una hija o a mi futura esposa, y tratarla con dignidad, con respeto y poder conocerla antes de darle algo que es sagrado".
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

Más de Gente

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS