Más de Reforma
Plantean consultar revocación en diciembre de 2021
Critica familia de Norberto actuar de autoridades
Proponen a 'bateado' en Fondo del Petróleo
Promueven apps amparos contra CDMX
Oribe no es referente de América.- Herrera
Pide Coldwell comparecer; defiende compra
Pagan a 3,500 trabajadores de plantas chatarra
Invertirá México en El Salvador por plan
Pagó Lozoya otra chatarra
No habrá rondas, hasta que produzcan.-AMLO
Va por reelección con México de aliado
Acepta Presidente revocación después de elección
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Tiene Acapulco narcopolicía.- Ex mando

  • Alfredo Álvarez Valenzuela, ex director de Seguridad Pública de Acapulco de noviembre de 2013 a mayo de 2014, acusó que la policía del puerto opera como brazo armado del crimen. Foto: Borja González
REFORMA / Redacción
La Policía de Acapulco es el brazo armado de la delincuencia, aseguró quien encabezó cuatro meses esta corporación.

Alfredo Álvarez Valenzuela, capitán retirado de la Marina, fue Secretario de Seguridad Pública del puerto del 6 de diciembre de 2013 al 10 de mayo de 2014.

Fue designado por el entonces Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, para limpiar la Policía local.

Sin embargo, asegura Álvarez, desde el principio recibió amenazas del Cártel Independiente de Acapulco; e incluso los agentes bajo su mando arremetieron contra él.

"La Policía Municipal (de Acapulco) no trabaja para la delincuencia organizada: la Policía Municipal es la delincuencia organizada", alertó el ex mando en entrevista.

Durante su gestión, evaluó por primera vez en más de ocho años a los elementos, se redujeron algunos delitos y creaba un grupo certificado cuando sus oficiales pararon labores para exigir su renuncia.

Notas Relacionadas

Matan a cinco en Guerrero
Autoridades de seguridad reportaron cinco muertes violentas en Cocula, Chilpancingo y Acapulco, además de una riña entre moticiclistas.

"Eres muy necio, eres muy terco, eres muy recto... te van a matar", le advirtió su esposa al Capitán Alfredo Álvarez Valenzuela el 11 de septiembre de 2013.

Iba a asumir la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco. Tenia casi 30 años en la Policía Federal y en la Armada, dos ingenierías y una maestría.

"¿Vas a aceptar?", insistió Adriana.

"El Doctor (Manuel) Mondragón me está mandando a Acapulco. No puedo negarme", pretextó Valenzuela antes de ver a su hija de dos años por última vez.

A las 03:00 de la madrugada salió de una zona habitacional de marinos de la Colonia Prados Coapa de la Ciudad de México a la ciudad más violenta del País, donde tomó protesta el 6 de diciembre.

"Encuentro una policía corrupta, una policía muy descuidada, con malas prácticas, con mandos no confiables", alerta Álvarez.

En su gestión, evaluó por primera vez en más de 8 años a los elementos, se redujeron algunos delitos y creaba un grupo certificado cuando sus oficiales pararon labores para exigir su renuncia.

El Ejército desarmó a los policías paristas cuando se documentó que portaban sus armas en el paro y cometían atracos.

El Centro de Evaluación y Control de Confianza de la PGR acreditó la poca fiabilidad en los policías.

"En el año 2014 se aplicaron evaluaciones de control de confianza a 948 policías (...) se informa que de los policías antes señalados, 328 resultaron aprobados y 620 no aprobados", dice el oficio SJAI/DGAJ/04167/2015, obtenido vía transparencia.

El Cartel Independiente de Acapulco amenazó a su esposa por teléfono y los municipales pararon labores 22 días.

El sobrino del entonces Gobernador de Guerrero Ángel Aguirre, y el Secretario de Seguridad Pública estatal pactaron su renuncia con los opositores el 10 de mayo de 2014.

Álvarez asegura que cuando dejó el cargo el Estado lo acusó para encarcelarlo por haber exhibido que los policías eran criminales.

"Siento que pisé intereses del Estado al poner orden en Acapulco", reflexiona.

El ex mando fue encarcelado por la presunta desaparición de una persona de la que la Fiscalía no conocía ni su identidad, ni su domicilio.

"Le marqué a Iñaki Blanco y le digo 'oye, de qué se trata esto', y me dice Iñaki: 'te recomiendo que te consigas un buen abogado, porque vamos con todo contra ti', '¿por qué, Iñaki?', 'órdenes del Gobernador, de Ángel Aguirre' ", cuenta Álvarez.

Al final, las acusaciones no se sostuvieron, según la boleta 106/2014-1 del penal guerrerense, y salió libre el 30 de julio, tras seis días preso.

"Las pruebas que había en mi contra era un peritaje que había hecho la Procuraduría del Estado de Guerrero en donde habían buscado al indigente cinco meses después, de las cuatro de la tarde a las seis de la tarde en Caleta y que no lo habían encontrado.

"Me querían en el penal para matarme, y gente como yo no vive mucho, pero mi destino era salir del penal y ahorita no tenga nada, no soy nadie, pero puedo hablar, tengo que contar qué pasó", asevera Álvarez.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS




En Portada
Plantean consultar revocación en diciembre de 2021
Critica familia de Norberto actuar de autoridades
Proponen a 'bateado' en Fondo del Petróleo
Promueven apps amparos contra CDMX
Oribe no es referente de América.- Herrera
Pide Coldwell comparecer; defiende compra
Pagan a 3,500 trabajadores de plantas chatarra
Invertirá México en El Salvador por plan

Tiene Acapulco narcopolicía.- Ex mando

REFORMA / Redacción
(22 mayo 2016).-
  • Alfredo Álvarez Valenzuela, ex director de Seguridad Pública de Acapulco de noviembre de 2013 a mayo de 2014, acusó que la policía del puerto opera como brazo armado del crimen. Foto: Borja González

La Policía de Acapulco es el brazo armado de la delincuencia, aseguró quien encabezó cuatro meses esta corporación.

Alfredo Álvarez Valenzuela, capitán retirado de la Marina, fue Secretario de Seguridad Pública del puerto del 6 de diciembre de 2013 al 10 de mayo de 2014.

Fue designado por el entonces Comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, para limpiar la Policía local.

Sin embargo, asegura Álvarez, desde el principio recibió amenazas del Cártel Independiente de Acapulco; e incluso los agentes bajo su mando arremetieron contra él.

"La Policía Municipal (de Acapulco) no trabaja para la delincuencia organizada: la Policía Municipal es la delincuencia organizada", alertó el ex mando en entrevista.

Durante su gestión, evaluó por primera vez en más de ocho años a los elementos, se redujeron algunos delitos y creaba un grupo certificado cuando sus oficiales pararon labores para exigir su renuncia.

"Eres muy necio, eres muy terco, eres muy recto... te van a matar", le advirtió su esposa al Capitán Alfredo Álvarez Valenzuela el 11 de septiembre de 2013.

Iba a asumir la Secretaría de Seguridad Pública de Acapulco. Tenia casi 30 años en la Policía Federal y en la Armada, dos ingenierías y una maestría.

"¿Vas a aceptar?", insistió Adriana.

"El Doctor (Manuel) Mondragón me está mandando a Acapulco. No puedo negarme", pretextó Valenzuela antes de ver a su hija de dos años por última vez.

A las 03:00 de la madrugada salió de una zona habitacional de marinos de la Colonia Prados Coapa de la Ciudad de México a la ciudad más violenta del País, donde tomó protesta el 6 de diciembre.

"Encuentro una policía corrupta, una policía muy descuidada, con malas prácticas, con mandos no confiables", alerta Álvarez.

En su gestión, evaluó por primera vez en más de 8 años a los elementos, se redujeron algunos delitos y creaba un grupo certificado cuando sus oficiales pararon labores para exigir su renuncia.

El Ejército desarmó a los policías paristas cuando se documentó que portaban sus armas en el paro y cometían atracos.

El Centro de Evaluación y Control de Confianza de la PGR acreditó la poca fiabilidad en los policías.

"En el año 2014 se aplicaron evaluaciones de control de confianza a 948 policías (...) se informa que de los policías antes señalados, 328 resultaron aprobados y 620 no aprobados", dice el oficio SJAI/DGAJ/04167/2015, obtenido vía transparencia.

El Cartel Independiente de Acapulco amenazó a su esposa por teléfono y los municipales pararon labores 22 días.

El sobrino del entonces Gobernador de Guerrero Ángel Aguirre, y el Secretario de Seguridad Pública estatal pactaron su renuncia con los opositores el 10 de mayo de 2014.

Álvarez asegura que cuando dejó el cargo el Estado lo acusó para encarcelarlo por haber exhibido que los policías eran criminales.

"Siento que pisé intereses del Estado al poner orden en Acapulco", reflexiona.

El ex mando fue encarcelado por la presunta desaparición de una persona de la que la Fiscalía no conocía ni su identidad, ni su domicilio.

"Le marqué a Iñaki Blanco y le digo 'oye, de qué se trata esto', y me dice Iñaki: 'te recomiendo que te consigas un buen abogado, porque vamos con todo contra ti', '¿por qué, Iñaki?', 'órdenes del Gobernador, de Ángel Aguirre' ", cuenta Álvarez.

Al final, las acusaciones no se sostuvieron, según la boleta 106/2014-1 del penal guerrerense, y salió libre el 30 de julio, tras seis días preso.

"Las pruebas que había en mi contra era un peritaje que había hecho la Procuraduría del Estado de Guerrero en donde habían buscado al indigente cinco meses después, de las cuatro de la tarde a las seis de la tarde en Caleta y que no lo habían encontrado.

"Me querían en el penal para matarme, y gente como yo no vive mucho, pero mi destino era salir del penal y ahorita no tenga nada, no soy nadie, pero puedo hablar, tengo que contar qué pasó", asevera Álvarez.


Hora de publicación: 00:00 hrs.

Notas Relacionadas