¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Economía?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Gana porcicultura NOM contra importación


Frida Andrade
Los porcicultores del País obtuvieron el fallo a favor sobre la permanencia de la Norma Oficial Mexicana NOM-030-ZOO-1995 que refiere a la vigilancia sanitaria en puertos, aeropuertos y fronteras para la importación de carne, vísceras y despojos.

El pasado 28 de junio el Juzgado Noveno de Distrito en Guanajuato concedió el fallo a la Unión Ganadera Regional de Porcicultores de Guanajuato -perteneciente a la Organización de Porcicultores del País (Oporpa)-, con lo cual se evita la cancelación de la norma para el ingreso de los diferentes cárnicos en México.

El 24 de abril de 2015 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la propuesta de la Secretaría de Agricultura para eliminarla.

"Se procederá a solicitar su cancelación por no subsistir las causas que motivaron la expedición de la norma oficial mexicana", se lee en el documento.

No obstante, los porcicultores -siendo el único sector de cárnicos que generó acciones legales- argumentaron que es necesario hacer una revisión en la frontera del País, pese a que los cárnicos provinieran de plantas externas que ya fueron aprobadas por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

"El hecho de eliminar esta norma que regulariza la entrada de cárnicos a nuestro País nos deja muy vulnerables en el tema de sanidad, esto no puede ser posible dado las circunstancias sanitarias y de la movilidad de las enfermedades en el mundo", consideró Heriberto Hernández, presidente de la Oporpa.

Rogelio Pérez, director general de Mexican Beef coincidió con lo anterior, y refirió que, en el caso de la carne de bovino nacional que se exporta, a cada país que llega se hace una verificación de sellos, etiquetado y empaques que deben ser al alto vacío.

Incluso, en naciones como Japón se toman muestras de la carne mexicana para ser enviadas a laboratorio, resaltó.

Pérez dijo que al evitar la revisión visual -más allá del papeleo- en la frontera de México, es posible que algunos alimentos hayan permanecido en almacenes, así que a su entrada podrían perder la consistencia y calidad.

Con esta decisión es el sector porcícola uno de los más favorecidos, ya que de enero a mayo de este año se importaron 384 mil 200 toneladas de carne de cerdo, a diferencia de las 327 mil 700 de aves o las 71 mil 500 toneladas carne de bovino, según datos de Mexican Beef.

"Si bien somos deficitarios de carne de cerdo en el País, ésta tiene que entrar bajo una orden, bajo una norma, todo lo que entra a nuestro País de carne de cerdo debe garantizar la inocuidad y ser un alimento de calidad", afirmó Hernández.
Hora de publicación: 00:00 hrs.
FOTOGALERIAS RELACIONADAS
GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS
GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS
Más de Comercio
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS