Más de Portada
Suman 67 muertos por explosión
Laboran peritos en zona de ducto
No vamos apagar fuego con el fuego.-AMLO
'Iba pasando y le agarró la explosión'
Avanza caravana hacia Huixtla, Chiapas
México no actuó contra caravana.- Trump
Vuelven, tras 53 años, precios de garantía
Reviven también la Conasupo
Afirman que Trump negociaría fin de 'apagón'
Indagan a juez por renta de plazas
Incitan a ver eclipse lunar
Pierde CDMX 100 mdp de Trolebici
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Multiplaza?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Arman una guía sobre obras de Barragán

  • Un ejemplo de conservación independiente hacia la obra de Luis Barragán se ve en la finca de Rayón 121, la cual ha sido restaurada por la arquitecta Lucía Ortiz. Foto: Cortesía
Rebeca Pérez Vega
Hacer una guía sobre la obra de Luis Barragán (1902-1988), no es una empresa sencilla.
Para dar cuenta del trazo original de sus edificaciones, casi siempre se debe recurrir al banco de imágenes de la Fundación Barragán en Suiza —que se ha llegado a calcular—, puede cobrar hasta 4 mil dólares por el derecho de uso de una fotografía.

Esa es una de las razones por las que no abundan guías o libros informativos sobre los pasos arquitectónicos de Barragán en Jalisco, que además logren desenterrar del pasado sus edificaciones más desconocidas y deterioradas, definió la directora de la editorial Arquitónica, Arabella González.

Aunque Barragán es el único mexicano ganador del Premio Pritzker y obras como su casa taller en la Ciudad de México —sede de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán—, han sido distinguidas como Patrimonio de la Humanidad, no hay una ruta escrita de sus obras en Jalisco, por eso González se dará a la tarea de crear una Guía Barragán en Jalisco, que saldrá a la luz en 2017, a través de Arquitónica.

La Fundación Barragán, de la pareja de Rolf Fehlbaum y Federica Zanco, es propietaria de la colección Barragán desde hace más de 20 años, luego de pagar cerca de 3 millones de dólares. El matrimonio se quedó con miles de documentos y archivos originales y con el manejo de derechos de autor.

En ese contexto, la editorial sabe que deberá conseguir algunas antiguas imágenes de la obra del arquitecto jalisciense, pero antes de hacer las negociaciones, empezará la documentación fotográfica de la treintena de obras de Barragán, entre residenciales y de diseño urbano, que se localizan no sólo en Guadalajara, sino también en Zapopan, Tlajomulco, Amatitán y el Pacífico mexicano.

González reconoció que fuera de las fincas en poder de instituciones, como el caso de la Casa González Luna, ahora propiedad del ITESO, que además tiene la distinción de Patrimonio Artístico de la Nación y la Casa Cristo, del Colegio de Arquitectos, las fincas del reconocido autor están en el olvido y deterioradas, aunque explicó que hay ejemplos positivos que también vale la pena resaltar, como dos fincas de Barragán en la calle Rayón 121 y 129, diseñadas para la familia Harper Garibi, en 1934 y restauradas por Lucía Ortiz y Patrick Brennan.

La arquitecta Lucía Ortiz rentó la casa de Rayón 121 hace dos años y aunque no es de su propiedad, decidió invertirle recursos propios para regresarle el brillo a la finca.
"La idea era concientizar a mis alumnos en el rescate del patrimonio para que sensibilicen con la herencia tapatía, que conocieran su trazo por dentro; ahora me encargo de protegerla, cuidarla y mantenerla; es un goce poder habitar en una creación como tal", expresó Ortiz.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS