Más de Portada
Oficializan eliminación de pase a Fiscalía
Se venga el Atlético del Real Madrid
Anuncian EU y México grupo antinarco
Se reunirá AMLO con Consejo de Negocios
Avala Corte tratamiento pese a religión
Ven riesgos por recorte en Legislativo
Simularán accidente aéreo de Durango
Plantea Monreal recortar 1,500 mdp a Senado
Promete AMLO no reducir gasto a universidades
Meten reversa a Guardia Nacional
Ofrece PGR recompensa por 'El Mencho'
Cae líder de La Línea en Chihuahua
Compartir artículo:
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

'Decir lo siento no es suficiente'

  • La mujer que pasó 8 años y 9 meses en prisión preventiva en el penal de Las Cruces en Acapulco. Foto: Archivo
Diana Baptista
Liberada tras pasar más de 8 años en prisión por un parto prematuro, Miriam exige al Gobierno mexicano la reparación del daño que sufrió.

La mujer fue puesta bajo prisión preventiva después de un accidente en el que perdió su embarazo de cinco meses, por lo que fue acusada de homicidio calificado en segundo grado en agravio de un menor de edad.

Notas Relacionadas

La encarcelan 8 años por aborto fortuito
Una mujer sufrió un aborto accidental y pasó 8 años en prisión preventiva en penal de Acapulco acusada de homiclido; hoy fue absuelta.


Con 25 años de edad, ella fue obligada en ese entonces a dejar a un hijo de dos años que ya tenía y abandonar sus estudios en Trabajo Social.

La joven guerrerense fue absuelta y liberada el pasado miércoles debido a la falta de pruebas que acreditaran el supuesto homicidio.

"Que me digan nada más 'lo siento, una disculpa, nos equivocamos', no es suficiente. Mi vida se perdió por unos años y nadie me va a reponer ese tiempo.

"Nadie me va a regresar a mi hijo a sus dos años, cuando empezó a hablar, cuando empezó el kínder. Me perdí muchísimas cosas con mi familia, mi sobrino sufrió muchísimo", dijo en entrevista.

En noviembre de 2008, Miriam subió a un mueble en su casa para alcanzar un libro. El mueble tambaleó y la joven cayó al suelo, por lo que quedó inconsciente y sufrió un parto prematuro.

Varios familiares acudieron en su auxilio y fueron testigos de que el bebé sólo presentaba un golpe en la cabeza. Sin embargo, al llegar al hospital el cuerpo contaba con tres puñaladas.

El personal hospitalario dio aviso a las autoridades y Miriam fue retenida acusada por el presunto asesinato de su hijo.

"Cuando llegué del hospital a los separos me esposaron a una reja y me pusieron viendo a donde unos señores hacían sus necesidades. Me insultaron, me dijeron que yo era lo peor. Cuando me llevan a declarar iba en un estado de shock y con mucha pérdida de sangre", narró.

Presa en el penal de Las Cruces, en Acapulco, Miriam dio a luz a un niño que pasó sus primeros cinco años de vida en prisión, junto con ella.

La mujer reclamó que, dentro del penal, el niño no tuvo acceso a doctores ni a vacunas; en tanto, ella recibió insultos y amenazas de custodias y personal del Ministerio Público.

Denunció que durante todo su proceso penal fue víctima de arbitrariedades y malos tratos, incluyendo la falta de asesoría jurídica y la entrega tardía de notificaciones.

Aunque ya es libre, Miriam enfrenta ahora una batalla para recuperar a su otro hijo que ahora tiene 10 años, a quien no ha visto desde que ingresó a prisión.
Hora de publicación: 00:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS