Con mantas exhortan a la población a quedarse en casa por pandemia de Covid-19.
Crédito: Miguel Fuantos

Ve BID severo golpe al País por Covid-19

Grupo REFORMA
Monterrey, México (10 abril 2020).-
13:45 hrs

Grupo REFORMA.-Dada la estrecha relación con Estados Unidos y su alta integración a la cadena global de valor, México es uno de los países en América Latina que sufrirá un grave impacto de la crisis generada por la pandemia del coronavirus, estimó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


En un análisis, el organismo dijo que considerando un escenario de impacto severo, la economía mexicana caería 5.3 por ciento este año, respecto al crecimiento base estimado en 2020-2022, que era de 1.6 por ciento.

Indicó que un escenario moderado contempla una caída de 2.3 por ciento.

Por ello, el BID señaló que los gobiernos de América Latina deberían atacar la contención y mitigación del coronavirus reactivando el gasto en salud para una prevención, detección, tratamiento y contención efectivas.

Consideró que el principal desafío es evitar un colapso de la infraestructura de salud y por ello la inversión en infraestructura debería focalizarse estrictamente en el sector de la salud.

Por otro lado, respecto a las numerosas personas que perderán sus ingresos mientras están confinadas en casa, se vuelve imperativo diseñar programas de subsidio que estén bien focalizados en los grupos vulnerables, sobre todo en los trabajadores pobres e informales.

Teniendo en cuenta la experiencia del pasado, es clave que estos programas se diseñen como temporales, con cuentas separadas de otros programas de transferencia estructurales, e incluyendo cláusulas de expiración.

Otras medidas posibles comprenden políticas de alivio fiscal para las regiones, personas y empresas golpeadas con más fuerza por el choque, pero es fundamental que las medidas se apliquen como aplazamientos no como subvenciones permanentes para no poner en peligro la sostenibilidad fiscal.

"Estas políticas deben considerarse como medidas de alivio de la liquidez, pero no deben convertirse en un pasivo para los gobiernos", indicó.

"Es fundamental que las políticas sean lo más sostenibles posible si los gobiernos quieren tener una fuerte recuperación una vez que haya pasado la peor parte de la crisis del coronavirus".