Cambia vidas un trasplante

Katia Diéguez

Guadalajara, México (26 septiembre 2018).- A los 10 años de edad, a Andrea González le diagnosticaron insuficiencia renal; a los 21, su mamá le donó un riñón; el trasplante, confesó, fue lo más duro y más bonito que le ha pasado en su vida.

"En todo este tiempo yo volví a nacer porque es como si te inyectaran mucha energía y vida", dijo, sobre aquel 17 de noviembre de 2015.