TEMPLO MAYOR / F. Bartolomé


ALGUIEN debería decirle a Marcelo Ebrard que no se confíe ni se crea que es el nuevo favorito de Andrés Manuel López Obrador. Fiel a su estilo, el tabasqueño le dio al canciller el encargo, pero no los poderes, pues le puso varias cuñas alrededor.

ES DECIR, en el "equipo" de...