Recibe en tu email las próximas
columnas de Carlos 'Warrior' Guerrero
1 mes
2 meses
3 meses

El milagro de Copenhague



Carlos 'Warrior' Guerrero
en REFORMA

ico_clock
2 min 30 seg


No fue un corazón el que se detuvo por un instante, fueron millones los corazones que colapsaron con la dantesca imagen en el Parken de Copenhague. El mundo se estremeció y todos tuvimos miedo. No hubo alguien que no se llevara las manos a la boca tras el dramático momento.

Christian Eriksen se desvaneció y fue ahí cuando el más incómodo y espinoso de los silencios invadió las mentes de todos los aficionados. La pelota se detuvo y el mundo comenzó a orar sin distinción alguna de equipos, selecciones, colores o religiones. Eriksen era atendido entre el oleaje de la consternación y algunas esquivas miradas que preferían no atestiguar el peor de los posibles escenarios.

La muerte rondó la Eurocopa, llegó sin pagar boleto y evadió todos los filtros de seguridad hasta llegar al campo. Afortunadamente pudo más la sapiencia médica y la rapidez con la que se actuó.

Eriksen se fue y regresó. Apagó la luz y la volvió a encender. Los médicos le dijeron dónde estaba el switch. Lo guiaron en medio de la oscuridad para que renaciera.

Un milagro. No hay otra explicación. Lo que todos vimos fue un milagro. El danés después de algunos minutos viviendo en otro mundo volvió en sí y pudo salir consciente del terreno de juego. La pelota respiró y el mundo sintió alivio.

A los futbolistas hoy los vemos como máquinas indestructibles. Antes de cualquier temporada es común observarlos conectados a sofisticados softwares con cientos de cables para que cada club tenga el diagnostico preciso de su activo y/o inversión. Son examinados tan meticulosamente que perdemos de vista que son de carne y hueso y no, obras de la ingeniería robótica.

Nos hemos acostumbrado a exigirles en cada partido, a gritarles y hasta ofenderlos si de acuerdo a nuestros parámetros de calidad, no dan el famoso cien. Los queremos ver sudar y sangrar si es necesario. No estamos tan lejanos a los tiempos del Coliseo romano cuando bestias salvajes y gladiadores se enfrentaban en cruentas batallas ante miles de almas hambrientas de espectáculo.

¿Alguna vez nos hemos puesto a pensar si el saturado calendario, la alta competencia y el desgaste físico está literalmente matando al futbolista? ¿Se está abusando de ellos? Cada día son más los torneos y más las fechas donde el balón debe rodar sin importar el descanso de los protagonistas. ¿Será que las pretensiones económicas del futbolista actual deberían bajar al igual que la saturación de partidos en beneficio de ambos lados de la moneda?

Ver los rostros de consternación de los más cercanos a Eriksen, sentir el silencio casi sepulcral de todo un estadio y la preocupación del mundo por un jugador, nos obliga a reflexionar y a reconocer que el futbolista, como muchas otras profesiones, también corre riesgos.

Por más que los veamos con ojos de súper héroes y por más que revivan, son tan humanos como tú o como yo.

 
Twitter: @CARLOSLGUERRERO
 
 


FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

MÁS DE Carlos 'Warrior' Guerrero

Carlos 'Warrior' Guerrero
Prendan la estufa
Carlos 'Warrior' Guerrero
Hay cosas prohibidas
Carlos 'Warrior' Guerrero
El mejor torneo del mundo
Carlos 'Warrior' Guerrero
¿De quién es culpa?
Carlos 'Warrior' Guerrero
Los muertos ajenos del Cruz Azul
Carlos 'Warrior' Guerrero
Simplemente 'Zizou'
Carlos 'Warrior' Guerrero
Reynoso y Cruz Azul
Carlos 'Warrior' Guerrero
El perfume de Herrera
Carlos 'Warrior' Guerrero
Ave de las tempestades
Carlos 'Warrior' Guerrero
Reynoso y el cambio de menú
Carlos 'Warrior' Guerrero
¡Qué poca, Chivas!
Carlos 'Warrior' Guerrero
'La Tota', el Atlas y el Repechaje
Carlos 'Warrior' Guerrero
¡Qué miedo, Cruz Azul!
Carlos 'Warrior' Guerrero
Los planetas y el descenso
Carlos 'Warrior' Guerrero
Recuperación y Clásicos
Carlos 'Warrior' Guerrero
¿En serio creen que murió la Superliga?
Carlos 'Warrior' Guerrero
En peligro de extinción
Carlos 'Warrior' Guerrero
El 'Guedismo' se va