¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Ciencia?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Murió Luc Montagnier, codescubridor del VIH-sida

ico_clock
01 min 30 seg
Grupo REFORMA
El virólogo francés Luc Montagnier, cogalardonado con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2008 por el descubrimiento del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), y quien en años recientes sepultara su prestigio por sus posturas antivacunas y conspiracionistas, falleció el martes a los 89 años.

Nacido en Chabris, Francia, en 1932, Montagnier estudió medicina en Poitiers y París, y se doctoró en La Sorbona, en 1960. Posteriormente, realizó investigación en el Medical Research Council de Carshalton, en Londres; en el Instituto de Virología de Glasgow, y en el Instituto Curie.

En 1972 ingresó a la unidad de virología del Instituto Pasteur de París, donde fue mentor de la investigadora Françoise Barré-Sinoussi, en cuyo laboratorio se identificó la enfermedad del sida en 1981, y el VIH, en 1983.

Ese último año identificaron la producción del virus en linfocitos de pacientes con ganglios linfáticos en etapas tempranas de inmunodeficiencia adquirida, y en la sangre de pacientes con una etapa desarrollada de la enfermedad.

Después, lograron aislar y caracterizar este retrovirus, basándose en sus propiedades morfológicas, bioquímicas e inmunológicas, y en la actividad de la enzima trascriptasa inversa, un signo directo de replicación del virus.

"Nunca antes la ciencia y la medicina habían sido así de rápidas en descubrir, identificar el origen y ofrecer un tratamiento para una nueva enfermedad", destacó el jurado del Instituto Karolinska en 2008, al otorgar a Montagnier y Barré-Sinoussi el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

En ese momento, al dedicar el galardón a los enfermos de sida, Montagnier aseguró que "la terapia será posible gracias a una vacuna terapéutica y no una preventiva, (que) se dará a conocer dentro de tres o cuatro años".

LA POLÉMICA
En tiempos recientes, el nombre y prestigio científico de Luc Montagnier se vieron opacados y deteriorados por sus polémicos comentarios en el contexto de la pandemia de Covid-19.

"Declaró que el SARS-CoV-2 había sido creado en un laboratorio, sin evidencia. Que el SARS-CoV-2 estaba mezclado con VIH, sin sentido. Que los no vacunados salvarían el mundo, sin sentido. Que inyectamos virus en las vacunas que producen variantes, sin sentido", recordó en Twitter la doctora en enfermedades infecciosas e inmunología Thalia García.

"Fue ejemplo de lo lejos que puede ir un científico que perdió objetividad y de la 'credibilidad' que asumimos que da un premio", opinó.

"Los premios no dan credibilidad, sino popularidad. El Nobel se otorga a quien hace un gran avance, ¿por qué no lo retiran cuando hacen un gran daño?", cuestionó García.

En octubre de 2013, como presidente de la Fundación Mundial para la Investigación y la Prevención del Sida, estuvo de paso por México, siguiendo un programa de actividades con diferentes instancias y representantes de salud en el País para compartir experiencias en el tratamiento e investigación del VIH, a fin de desarrollar nuevas tecnologías.

"El sida nos enseñará cómo tratar otras enfermedades infecciosas. Sin embargo, es necesario reforzar la investigación que nos permita brindar soluciones a las personas que se infectan y que aún no han reaccionado favorablemente a los tratamientos", dijo durante su intervención.

Miguel Ángel Mancera, entonces Jefe de Gobierno de la CDMX, le entregó las Alas de la Ciudad de México, el más significativo reconocimiento que se otorgaba a un huésped distinguido.

Barré-Sinoussi y Montagnier compartieron el Premio Nobel de Medicina de 2008 con Harald zur Hausen, científico alemán que descubrió el Virus del Papiloma Humano (VPH), causante del cáncer cervicouterino.
Hora de publicación: 12:47 hrs.
FOTOGALERIAS RELACIONADAS
GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS
GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS
Más de Política científica
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS