¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Negociarían cantidad de agua en caso de escasez

  • Roberto Velasco, director para América del Norte, de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Foto: Héctor García
Isabella González
En caso de que hubiera escasez de agua en alguna de las 13 ciudades fronterizas debido a que se utilizará agua de las presas internacionales para saldar la cuota con Estados Unidos del cierre actual, México tendría que negociar los términos y detalles del préstamo, aseguró Roberto Velasco, director para América del Norte, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En entrevista con REFORMA, afirmó que como no se sabe qué volúmenes se llegarían a necesitar si hubiera una sequía o un problema con la infraestructura de una presa, si México requiriera el apoyo de Estados Unidos se tendría que negociar los términos, aunque la ayuda ya está comprometida en el Acta 325 que se firmó ayer por parte de ambos países.

"Ya se contempla que Estados Unidos permitiría usar volúmenes de propiedad estadounidense de las presas internacionales para usos municipales si se requiera por una situación humanitaria y lo que acordamos fue que de presentarse este escenario entonces ya negociaríamos los términos de ese tema", explicó el funcionario de la Cancillería.

"Si esto llegara a suceder, como no sabemos qué volúmenes llegaríamos a necesitar, pues tendremos en su momento que negociar los detalles puntuales de este préstamo, pero ya está incluido en el acta".

-¿Está pendiente entonces negociar los volúmenes a los cuales podría acceder México si hay escasez?

No, no, no, los volúmenes están ya comprometidos, lo que habría que negociar son los términos porque, por ejemplo, no es lo mismo que hubiera una sequía de varios meses a que por un accidente por infraestructura no pudiéramos contar con agua un día. Esos detalles los tendríamos que acordar en su momento ya no mediante un acta, sino entre las comisiones internacionales de límites y aguas.

-¿No se suponía que no se debía tomar agua de las presas internacionales?

Para poder tomar agua de las presas internacionales tenía que hacerse una gestión responsable en México para disminuir el volumen que se tenía que entregar y que pudiera quedar una parte del agua de las presas internacionales para el abasto de agua de las ciudades del norte del país por eso los trasvases de la presa de Chihuahua eran fundamentales y además tenía que haber una gestión responsable en Tamaulipas para poder apoyar el abasto de las ciudades con agua de las presas del Río San Juan. Y en segundo lugar, lo que era también fundamental es que necesitábamos que en el acta se incluyera también un compromiso de Estados Unidos de ayudar a México con agua propiedad estadounidense en caso de una emergencia. ¿Qué podría ser una emergencia? Que hubiera una sequía o que tuviéramos un accidente en la infraestructura en las presas de Tamaulipas.

Afortunadamente Estados Unidos accedió a que se incluyera este compromiso y de esta forma pudimos cerrar sin ningún adeudo y garantizar bajo cualquier escenario el abasto para el consumo humano de las 13 ciudades que se abastecen de las presas internacionales Falcón y Amistad.

-¿No hay ninguna suspensión definitiva promovida por agricultores tamaulipecos para que no se tomara agua?

No hay ninguna suspensión definitiva en contra de esto, sí se han interpuesto varios amparos que se están litigando. Desde nuestra perspectiva la gran ventaja del acta 325 es que garantiza el derecho al agua potable que está en la Constitución y de esa forma es completamente constitucional.

¿Qué depara para el futuro para este tratado? ¿Buscaría el gobierno renegociar el tratado?

No en lo absoluto. El tratado tiene términos que son muy positivos para México, que son equitativos, que son reparto justo del agua y no queríamos dar pie a una sanción o incluso una renegociación del tratado, queríamos conservar esos términos.

Si no se va a renegociar el tratado, debe de haber una planeación diferente de cómo se utiliza el agua en México.

Se crea un grupo de hidrología nacional el cual va a tratar de construir un mejor manejo. En la parte de México, es lo que hemos venido diciendo, que Chihuahua ha venido aumentando el consumo de agua para algunos cultivos como la alfalfa y el nogal a costa de otros usuarios de la cuenca. El agua que se requiere del río no ha cambiado, lo que ha pasado es que se utiliza más agua para estos cultivos, tendría que haber una actitud más responsable en Chihuahua para que cuidemos este recurso.
Hora de publicación: 18:14 hrs.
FOTOGALERIAS RELACIONADAS
GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS
GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS
Más de Agua
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS