¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Negocios?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Proponen impuesto a la riqueza para combatir desigualdad

  • Según Oxfam, la riqueza de Carlos Slim asciende a 81 mil mdd. Foto: Alejandro Velázquez
ico_clock
03 min 00 seg
Azucena Vásquez
La desigualdad en la riqueza no puede revertirse únicamente gravando los ingresos de los más ricos, por lo que también es necesario imponer impuestos a la abundancia que acumulan, plantea la confederación internacional de organizaciones no gubernamentales Oxfam.

De acuerdo con su informe "La ley del más rico", un impuesto sobre la riqueza neta es la mejor y más eficaz herramienta para combatir la desigualdad.
Notas Relacionadas
Buscan fijar en ley nuevo impuesto verde
Desarrolladoras e industria de la construcción de NL buscarán que Gobierno y legisladores eleven a nivel de Ley el nuevo impuesto verde.


"Necesitamos un impuesto al patrimonio neto para reducir de manera sistemática la superconcentración de riqueza extrema, así como el poder de los ultrarricos que la acumulan, como vía para erradicar la pobreza", señala.

Si en el País se aplicara un impuesto de 5 por ciento a la riqueza neta de las personas más ricas, Carlos Slim -que posee una riqueza neta de 81 mil millones de dólares- aportaría 4 mil 100 millones de dólares, cifra que bastaría para contratar a 250 mil docentes, ejemplifica Oxfam.

El impuesto planteado se aplicaría sobre la riqueza neta acumulada por una persona, por encima de un determinado umbral, en función del valor neto de todos los activos que posea, menos las deudas, tanto en su país como fuera de él: inmuebles, depósitos bancarios, acciones de empresas, activos financieros o bienes tangibles.

Actualmente, en México no se aplica este gravamen. Oxfam subraya que a menudo se argumenta que los impuestos sobre la riqueza solamente son relevantes en los países de renta alta, pero asegura que no es así.

Por ejemplo, un impuesto de 2 por ciento sobre las fortunas superiores a los 5 millones de dólares y de 5 por ciento sobre aquellas que estén por encima de los mil millones de dólares podría incrementar la recaudación fiscal 7 por ciento en Estados Unidos y 3 por ciento en Francia, frente a 14 por ciento en India y 7 por ciento en Nigeria, detalla.

Además, como porcentaje de la recaudación tributaria total, algunos países de renta media-baja, como México, podrían obtener más ingresos de un impuesto sobre la riqueza que las naciones ricas, debido a la enorme desigualdad y el escaso volumen de recaudación fiscal general, señala.

En la actualidad, advierte Oxfam, la economía mundial está al borde de una recesión provocada por ciertas decisiones políticas, en concreto una combinación de políticas monetarias y fiscales. Por ello, argumenta que nunca había sido tan necesario incrementar el gasto público para hacer frente a la pobreza, el hambre, el cambio climático y la inflación, así como para invertir en una recuperación justa para todas las personas.

La tributación a nivel global recae sobre el conjunto de la ciudadanía, ya sea a través de los impuestos sobre la renta personal, los salarios o el consumo, que suponen más del 80 por ciento de la recaudación fiscal total, mientras que los impuestos sobre las rentas empresariales y sobre la riqueza representan alrededor de 14 por ciento y 4 por ciento, respectivamente.

Oxfam lamenta que, en demasiados casos, los gobiernos han decidido (o se han visto obligados por las instituciones financieras internacionales) a recortar el gasto público y poner en marcha otras medidas de austeridad, cuando podrían haber elegido reformas tributarias y gravar más a los más ricos.

En algunos países se están planteando cambios, como en Colombia, donde se aprobó un nuevo impuesto sobre la riqueza neta de hasta 1.5 por ciento.
Hora de publicación: 15:38 hrs.
FOTOGALERIAS RELACIONADAS
GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS
GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS