Más de Reforma
Demanda México a fabricantes de armas en EU
Ante paro, 'analizan' si castigan a gaseros
Tiene venta de autos peor resultado en 15 meses
Cuida familia al actor Juan Pablo Medina tras amputación
Van Orozco y Agúndez a Semifinal de plataforma
Exigen frente a Palacio pruebas de compra de medicamentos
Relajan medidas y Delta arrasa
Cobertura especial: Tokio 2020
Paran gaseros
Lee en 3 minutos lo que AMLO dijo en conferencia
¿Qué pasa con el gas LP?
Heredero impedirá a Eiza González interpretar a María Félix
¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Nacional?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Reprueban críticas sobre clase media

  • Expertos afirman que no existen estudios que permitan describir a clase media como individualista y sin escrúpulos, como dijo López Obrador. Foto: Especial.
ico_clock
05 min 00 seg
Martha Martínez
Especialistas en política pública y desarrollo social advirtieron que no hay estudios o análisis que permitan describir a una parte de la clase media como aspiracionista, individualista y sin escrúpulos morales, como dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sostuvieron que las características expresadas por el Mandatario tienen una carga ideológica, porque si bien la academia no ha logrado llegar a una definición unívoca de clase media, no hay indicios de que la pertenencia a ésta determine los valores de las personas.

Rodolfo de la Torre, especialista en desarrollo social, afirmó que la condición socioeconómica no define el comportamiento moral de las personas, por lo que consideró un error intentar clasificarlas a partir de esta premisa, porque incluso al interior de lo que se conoce como clase media existe una gran diversidad.

"Me costaría mucho trabajo encontrar alguna referencia que pudiera justificar alguna declaración de ese tipo", dijo.

En México no hay una definición clara u oficial de clase media. Una de las aproximaciones más reconocidas es el estudio "Cuantificando a la clase media en México: un ejercicio exploratorio", realizado por el INEGI a partir de la información recabada en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2010.

El documento señala que 42.4 por ciento de los hogares del País son considerados de clase media y en ellos habita 39.2 por ciento de la población.

Entre las características de esos hogares se encuentra que se ubican mayoritariamente en zonas urbanas, cuentan con al menos una computadora, gastan alrededor de 4 mil 400 pesos trimestrales en alimentos y bebidas fuera del hogar, algún integrante cuenta con tarjeta de crédito y el abono a ésta es de alrededor de mil 660 pesos.

Además, estos hogares son encabezados por alguien que cuenta con al menos educación media superior, están conformados por cuatro personas, en promedio, alguno de sus integrantes está inserto en el mercado laboral formal, sobre todo en la iniciativa privada, la educación pública es fundamental y la vivienda es propia o financiada con recursos de la familia o créditos de interés social.

De la Torre, director del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, consideró que la clase media podría definirse como aquella que tiene una riqueza cercana al promedio nacional o que tiene una riqueza menor al promedio nacional, pero un alto capital humano, es decir, un alto nivel educativo.

El especialista alertó que las declaraciones del Presidente constituyen una caricatura de este sector, que puede lastimar intereses legítimos e incluso puede llevar al Gobierno a actuar de forma inadecuada ante sus necesidades.

"En términos de política pública creo que si no se reconoce que la clase media juega un papel muy importante para la estabilidad política y económica de un país, se pierde la oportunidad de promoverla para que no solamente haya más prosperidad, sino también mayor cohesión social. Cuando la clase media crece, no solamente hay mayor nivel de bienestar, sino que la desigualdad tiende a disminuir", afirmó.

De la Torre indicó que al Ejecutivo federal le corresponde generar oportunidades para que, con su propio esfuerzo, la gente pueda lograr la vida que desea, pero no dictar los valores o las causas en las que deben de creer.

"La formación de valores no es algo que corresponda al Gobierno en el sentido de dictar en qué tienen que creer o no las personas, lo que sí tiene que hacer es dar la posibilidad para que las personas salgan adelante, y eso puede tener consecuencias en los valores de las personas, pero, sobre todo, el respeto a la libertad de pensamiento y de creencia es lo que debe privar en este caso", sostuvo.

Alfredo Elizondo, coordinador general de la organización Gestión Social y Cooperación (Gesoc), coincidió en que las características que describió el Presidente durante sus conferencias no están condicionadas por la situación socioeconómica de las personas.

"A mí me parece que más bien es una percepción basada en ideologías. En realidad, esos segmentos medios e incluso los segmentos bajos podrían tener características similares a las que define el Presidente, y eso al final del día me parece que no condiciona todo su actuar, sino que hay hasta cierto punto una carga de tipo ideológico", indicó.

Elizondo advirtió que intentar clasificar a un sector de la sociedad como individualista y sin escrúpulos morales implica riesgos, pues podría resultar estigmatizado y discriminado de la política pública y de la acción del Gobierno.

"El Gobierno está para garantizar derechos y no para calificar a alguien dependiendo su posición ideológica. Me parece que esto de alguna manera puede tener una consecuencia directa.

"Bueno, más bien la tiene, porque me parece que desde el inicio así están pensadas las políticas y, de hecho, por esas mismas razones no se modificaron a lo largo de este periodo de la pandemia, donde más bien lo que se hizo fue tratar de reforzar los programas que ya existían, orientados a los sectores definidos como prioritarios y, en este sentido, es que de alguna u otra manera se está dejando atrás a esas poblaciones", advirtió.

El especialista en análisis de políticas y programas sociales consideró que es necesario que desde el Gobierno federal se deje de buscar responsables de los resultados electorales del 6 de junio, porque la explicación está en la autocrítica.
Hora de publicación: 05:00 hrs.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS