¿Quieres recibir en tu correo electrónico un resumen noticioso de la sección Negocios?
Solo por hoy
Por los siguientes 3 días
Durante una semana

Repunta inflación en EU a 8.5%, la más alta desde 1981

  • La tasa anual de inflación durante marzo en Estados Unidos fue la mayor desde finales de 1981. Foto: AFP
Hora de actualización: 10:22 hrs.
ico_clock
03 min 30 seg
AP
La inflación se disparó durante el año pasado a su ritmo más rápido en más de 40 años, y los costos de los alimentos, la gasolina, la vivienda y otras necesidades exprimieron a los consumidores estadounidenses y acabaron con los aumentos salariales que mucha gente ha recibido.

El Departamento de Trabajo dijo este martes que su índice de precios al consumidor aumentó un 8.5 por ciento en marzo desde 12 meses antes, el mayor aumento interanual desde diciembre de 1981.

Tras el dato, el dólar al menudeo cotiza a 20.54 pesos en Citibanamex, sin cambio frente al cierre de ayer, y se compra a 19.43.

Al mayoreo, la divisa tampoco presenta cambio en su valor: se ofrece a 20.04 y se adquiere a 20.03 unidades.

En Nueva York, el Nasdaq avanza 0.94 por ciento, el Standard & Poor's 0.73 por ciento y el Dow Jones 0.51 por ciento, mientras que en el parqué local el S&P/BMV IPC se negocia en 54 mil 415.05 puntos, un 0.09 por ciento menos que ayer.

Los precios se han visto impulsados por las cadenas de suministro congestionadas, la sólida demanda de los consumidores y las interrupciones en los alimentos a nivel mundial y los mercados energéticos empeoraron por la guerra de Rusia contra Ucrania.

El informe del Gobierno también mostró que la inflación aumentó un 1.2 por ciento de febrero a marzo, frente a un aumento del 0.8 por ciento de enero a febrero.

Las cifras de inflación de marzo fueron las primeras en captar el aumento completo de los precios de la gasolina que siguió a la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

Los brutales ataques de Moscú han desencadenado sanciones occidentales de gran alcance contra la economía rusa y han perturbado los mercados mundiales de alimentos y energía.

Según la Asociación Automovilística de Estados Unidos (AAA), el precio promedio de un galón de gasolina -4.10 dólares- subió un 43 por ciento respecto al año anterior, aunque ha retrocedido en las últimas dos semanas.

La escalada de los precios de la energía ha llevado a mayores costos de transporte para el envío de bienes y componentes en toda la economía, lo que, a su vez, ha contribuido a precios más altos para los consumidores.

La evidencia más reciente de la aceleración de los precios solidificará las expectativas de que la Reserva Federal aumentará las tasas de interés agresivamente en los próximos meses para tratar de frenar el endeudamiento y el gasto y controlar la inflación.

"La guerra en Ucrania ha complicado las perspectivas de inflación", señaló Luke Tilley, economista jefe de Wilmington Trust.

Los economistas señalan que desde que la economía emergió de las profundidades de la pandemia, los consumidores han ido ampliando gradualmente sus gastos más allá de los bienes para incluir más servicios.

Un resultado es que la alta inflación, que en un principio se había reflejado principalmente en la escasez de bienes -desde automóviles y muebles hasta equipos electrónicos y deportivos- también ha ido surgiendo gradualmente en servicios, como viajes, atención médica y entretenimiento.

Si las cifras de precios de marzo son las esperadas, consolidarán las expectativas de que la Reserva Federal aumentará las tasas de forma agresiva en los próximos meses para tratar de frenar el endeudamiento y el gasto y controlar la alta inflación.

Los mercados financieros, de hecho, ahora prevén aumentos de tasas mucho más pronunciados este año de lo que los funcionarios de la Fed habían señalado tan recientemente como el mes pasado.

Los aumentos de tasas del banco central harán que los préstamos sean mucho más caros para los consumidores y las empresas. Las tasas hipotecarias, en particular, aunque no están directamente influenciadas por la Reserva Federal, se han disparado en las últimas semanas, lo que encarece la compra de viviendas.

Muchos economistas dicen que les preocupa que la Fed haya esperado demasiado para comenzar a subir las tasas y podría terminar actuando tan agresivamente como para desencadenar una recesión.

Con información de Ernesto Sarabia
Hora de publicación: 07:53 hrs.
FOTOGALERIAS RELACIONADAS
GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS
GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS
UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS