Recibe en tu email las próximas
columnas de Genaro Lozano
1 mes
2 meses
3 meses

Tres años



Genaro Lozano
en REFORMA

ico_clock
4 min


El 1o. de julio del 2018, más de 30 millones de personas votamos por Andrés Manuel López Obrador para la Presidencia de México. Para muchas personas ésa fue la primera vez que votaban por el "Peje", para otras era la segunda, para mí la tercera. Algunos votantes lo hicieron pese a tener un historial de fobias personales con el tabasqueño. La campaña sucia del 2005 de "un peligro para México" resonó entre varios sectores de la clase media. Otros votantes le dieron la confianza de su voto porque estaban hartos de la corrupción del sexenio de Peña. Los más convencidos porque creíamos que era ya urgente que AMLO llegara a la Presidencia. A 3 años de esa fecha, desde la izquierda progresista hay poco que celebrar y demasiados pendientes. Enlisto solo algunos.

1. Escuchar al Presidente hablar de la mariguana es un verdadero mal viaje. Tres años después de su victoria, AMLO sigue pensando que la mariguana es una droga que causa adicción y que el enfoque prohibicionista de la guerra contra las drogas vencerá. El Presidente no escucha a Gady Zabicky, a Olga Sánchez Cordero o a Jesusa Rodríguez ni lee los argumentos que el colectivo Regulación por la Paz lleva años socializando. La regulación de la cannabis es una fuente de ingresos para las finanzas públicas que podrían usarse para el sector salud, la prevención y el combate a la pobreza. Solo falta que la gente cercana al Presidente le pase la información de los exitosos casos de California o Colorado y que el Presidente deje de lado su postura conservadora en el tema. La Corte no puede legislar.

2. En estos 3 años hemos visto a más mujeres que nunca en posiciones de poder, pero el triunfo histórico le ha fallado al feminismo. Solo Oaxaca e Hidalgo han liberalizado el acceso al aborto en este tiempo. Demasiado poco. Muchas y muchos votantes seguimos esperando un gobierno de izquierda que deje un país donde una mujer pueda decidir sobre su cuerpo sin riesgo a ser encarcelada y sin miedo a morir en un aborto ilegal.

3. Tras el histórico triunfo, el Presidente prometió que nuestro sistema de salud sería tan bueno como el de los países nórdicos, que terminaría los hospitales abandonados, que todos los mexicanos tendrían acceso a la salud. Hoy la realidad es otra. La buena intención de pagar lo justo por los medicamentos terminó en una mala instrumentación que ha causado desabasto de medicamentos oncológicos para niños y adultos, antirretrovirales y otros más. La transición al Insabi no parece tener fin y, de acuerdo con un informe de Coneval, 26 millones de personas no tuvieron acceso a servicios de salud en 2020. La pandemia solo agravó todo esto y no sabemos dónde están los ahorros en compras consolidadas.

4. Desde el 2006 en adelante las Fuerzas Armadas han incrementado su poder y presencia en la democracia mexicana. Calderón les abrió la puerta, Peña continuó la incidencia castrense en la vida pública y AMLO hasta empresarios los hizo. Una decepción enorme es la militarización del país que se ha radicalizado en estos tres años. El colectivo Seguridad Sin Guerra ha documentado esto y a lo largo de los años ha ofrecido propuestas para cambiar el rumbo. El Presidente no los ha oído.

5. El 1o. de agosto estamos convocados al primer ejercicio de consulta popular organizado por el INE. El Presidente lo llama "el juicio a ex presidentes", la Suprema Corte la convirtió en un galimatías surrealista, pero para organizaciones y colectivos de víctimas la verdad tras la consulta es que a pesar de todo lo mal que está formulado el ejercicio, hay que salir a votar para exigir la creación de una Comisión de la Verdad que solo sea el inicio de la reparación del daño, la garantía de no repetición y la justicia para los millones de víctimas del país a las que AMLO les habló y hoy sienten que les ha dado la espalda.

Quedan muchos más puntos a deber, como recuperar tres años perdidos en el rubro de la cultura y la ciencia, el crecimiento económico prometido y que la pandemia parece haberse llevado, pero a tres años el Presidente se encamina hacia el final de su sexenio a la defensiva, abriendo una brecha con las clases medias que le dieron el voto y sin reconocer errores.

 
@genarolozano
 
 


Politólogo por The New School for Social Research e Internacionalista por el ITAM. Profesor en la UIA desde el 2007 y en el ITAM (2005-2012). Coautor de varios libros académicos como Same Sex Marriage in Latin America: Promise and Resistance, La política exterior de México y ¿Qué es Estados Unidos? Analista político en CNN y el IMER. Conductor del programa Sin Filtro, en Televisa. Fue Subdirector de la Revista Foreign Affairs Latinoamérica.

FOTOGALERIAS RELACIONADAS

GALERIA MULTIMEDIA RELACIONADAS

GRÁFICOS ANIMADOS RELACIONADOS

NOTAS RELACIONADAS

UN VISTAZO A LOS COMENTARIOS